ECONOMIA REVELACIONES PACEÑAS

La Argentina le pidió asistencia financiera a Bolivia

Referentes cercanos a Evo Morales dijeron que es uno de los tres países que mencionó el mandatario la semana pasada. Se habla del refinanciamiento de las compras de gas. El estado plurinacional la habría negado.

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP

La Argentina sería uno de tres países de la región que  le pidieron al presidente Evo Morales ayuda financiera. Si bien el presidente del vecino país no hizo públicos cuáles naciones le solicitaron ayuda, fuentes del sector energético cercanas al primer mandatario señalaron a PERFIL que uno de los pedidos provino del Gobierno de Cristina Kirchner.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El pedido no carecería de lógica dada la situación actual. Uno de los puntos centrales entre el intercambio comercial de los dos países responde a la compra por la Argentina de gas boliviano. El volumen de las compras de gas natural licuado (GNL) fue creciendo por la insuficiente generación local al tiempo que los precios fueron en alza.

En la actualidad, con el bajo nivel de reservas del Banco Central, tiene sentido para los especialistas del sector que el país haya solicitado a Bolivia un crédito para seguir abasteciéndose del fluido.
Según se conoció a través de la prensa boliviana, la viceministra de Electricidad, Hortensia Jiménez, dijo que avanza la negociación para exportar energía a Argentina, pero no se dieron detalles de los términos del acuerdo.

Las importaciones de gas natural registraron en julio de 2014 una caída del 3,1% respecto al mismo mes del año anterior, y acumulan en los últimos 12 meses un incremento del 13,3%.
Esta caída en las importaciones de gas natural en el mes de julio responde principalmente a la reducción de las importaciones de GNL, que se redujeron 5,6% respecto a julio de 2013 acumulando, sin embargo, un incremento del 11,3% en el último año móvil.Sin embargo, el marco ahora luce un poco más complicado. Días atrás tres barcos con gas daban vueltas en el río de la La Plata y no realizaban la descarga a la espera de los pagos que debía concretar la Argentina. (Ver pág. 11)

Además de GNL, Bolivia vende al país desde 2012 el condensado (petróleo liviano) para evitar que las refinerías, plantas y tanques de almacenaje se acumulen los hidrocarburos. Para fuentes del sector energético, la necesidad de gas que hasta el momento fue una prioridad de pago para el Gobierno, representará un fuerte desafío en los próximos meses.

El contraste con el poderío que en los últimos años logró en esta matería la administración de Morales es alta. “Si se considera también la suba del precio internacional del barril de crudo, la Argentina pasó a importar energía en el momento más desfavorable”, se indicó.

 



R. P.