ECONOMIA EL PARALELO, EN $ 13,20

La brecha cambiaria se acerca al 60% y revive los fantasmas de enero

En medio de una semana en la que la posibilidad de que exista un acuerdo entre los fondos buitre y los bancos del exterior por la deuda en default quedó totalmente descartada, la presión de los ahorristas sobre el dólar no se hizo esperar y el blue terminó ayer en $ 13,20 después de tocar los $ 13,22 el jueves.

La cotización de paralelo superó así el máximo registrado en enero, cuando se devaluó la moneda y la brecha con el dólar oficial ($ 8,33) se amplió hasta cerca de 58%. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, expuso el malestar del Gobierno sobre el tema al referirse ayer al mercado paralelo. Criticó la difusión de la cotización y dijo: “El blue es una manipulación de un puñado de especuladores. Si existiera un mercado transparente, ¿por qué no dicen cuánto se comercializa, como lo hace la AFIP?”.

El funcionario negó cualquier intervención del Estado para reducir la cotización y comparó el mercado del dólar paralelo con el de las drogas. “Es lo mismo que pretender intervenir en el mercado de estupefacientes; es decir, lograr un mecanismo para inducir la cotización del gramo de cocaína, es exactamente lo mismo”, agregó.

La dolarización de los ahorristas tomó impulso en la semana después de que el Banco Central hizo descender la tasa de interés en su última licitación de Lebacs –cuando se obsrevó una caída de 100 puntos básicos desde 26,5% a 25,5%–. Por ese motivo, la lectura del mercado sobre una menor rentabilidad de los depósitos en plazo fijo en pesos frente a una mayor expectativa de devaluación –observada en las operaciones de futuro de dólar– empujó la demanda de moneda norteamericana tanto en el mercado oficial como en el blue, aunque en bancos privados señalaron que por el momento no se observó una variación en las colocaciones.

La tensión también se trasladó al mercado mayorista, donde el dólar tuvo un leve repunte, a $ 8,28. “El Banco Central está autorizando compras y lo está haciendo de una manera muy selectiva, dando luz verde a las empresas que exportan. De esta forma, por cada billete que sale, permiten la entrada de otro” refirió un operador. Según datos oficiales, el Banco Central compró US$ 50 millones, y canceló un pago de importación de energía por US$ 110 millones, por lo que las reservas finalizaron en US$ 28.944 millones.

En la Bolsa, la dolarización de las carteras mantuvo el ritmo de las semanas previas. El contado con liquidación –que surge de la compra de activos dolarizados para su venta en el exterior– trepó 5 centavos, a $ 11,73, de acuerdo con el promedio de mercado, mientras que el llamado “dólar Bolsa”, billetes que quedan en el mercado local, se operó a $ 12,98.

El índice Merval terminó  con signo positivo, alentado por la noticia de que el millonario George Soros compró el 3,5% del paquete accionario de YPF, que subió 5,32%, con un importante volumen de negocios, optimismo que se extendió a otras acciones.



Paola Quain