ECONOMIA SIAL, EN PARIS

La carne argentina abre el apetito de los mercados del mundo

En la feria de alimentos más importante del mundo, empresas criollas y el Ipcva  enloquecieron con los bifes de las pampas.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

Desde París
El Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) participó, como cada dos años, en el SIAL de París, la feria de alimentación más grande del mundo que se desarrolló en el Parc des Expositions de la capital de Francia hasta el 24 de octubre.
Para esta 50ª edición, el Ipcva diseñó el Pabellón Argentine Beef, de 700 metros cuadrados, en el que 22 empresas exportadoras ofrecieron sus productos en boxes de atención individuales e invitaron a sus clientes a degustar bife ancho y bife angosto.
La cocina vidriada del stand, dotada con cuatro parrillas, fue uno de los centros de atracción de la muestra, con un verdadero enjambre de visitantes que se agolparon en los mostradores para degustar los bifes.
“El mundo, representado en esta feria, reconoce y valora la calidad de nuestra carne”, aseguró Gonzalo Alvarez Maldonado, presidente del IPCVA. “Por eso mismo es tan importante estar presentes aquí, donde concurren todos los países productores de carne y, por supuesto, todos los importadores. Para nuestra cadena, más allá de que sea un momento de bajas exportaciones es trascendental seguir teniendo una buena presencia en los mercados”.
En cuanto a las exportaciones, si bien se trata de una feria expectante –dado que el cierre de Rusia provocó que Europa se encuentre más abastecida que en otras ocasiones– el ritmo de negocios fue bueno y constante, con un promedio de más de 25 contactos diarios por empresa y valores interesantes, no sólo para la UE, sino también para Rusia, China e Israel.
“Para definir la agenda de trabajo, el primer día se reunieron todos los empresarios argentinos en el stand y acordaron una estrategia comercial conjunta”, comentó por su parte Mario Ravettino, vicepresidente del Ipcva y presidente del Consorcio de Exportadores ABC. “Las expectativas son muy buenas, además de que estos encuentros sirven para fidelizar clientes y reforzar la imagen”, aseguró. Es así como los valores ofrecidos para la tonelada de Cuota Hilton rondan los 16.300 dólares y la tonelada de kosher los 6.300. También hay mucho interés por las menudencias, con valores que oscilan para el hígado –por citar un ejemplo- entre los 1.800 y 2.000 dólares para Rusia y 1.200 para el resto del mundo.
Según los empresarios, también se comenzaron a registrar consultas de importadores europeos por la Cuota 481 para carne terminada a feedlot, cuota con “arancel cero” a la cual accedió nuestro país recientemente.

*IPCVA.



LUIS FONTOIRA*