ECONOMIA


La economía según Santos

PERFIL COMPLETO

—Colombia hace quince años tenía una inflación del 20%, la Argentina viene teniendo una inflación anual superior a ésa desde hace varios años. ¿En qué debería imitar la Argentina a Colombia para lograr tener el mismo éxito en bajar la inflación?
—Yo no soy nadie para darle consejos a la Argentina. Yo era ministro de Hacienda hace quince años e introdujimos un concepto que se llama la inflación objetiva: uno pone unas metas de inflación y adecúa su política monetaria y fiscal para lograr esas metas. Eso fue muy exitoso, nos permitió bajar la inflación a un promedio de entre el 2 y el 4%. En este momento subió un poco porque la devaluación nos ha golpeado y también el fenómeno de El Niño, pero no tenemos duda alguna de que va a volver a bajar.

—Cuando fue ministro de Hacienda y llegó al cargo con un 20% de inflación, ¿en cuánto tiempo la bajó?
—Se bajó en ocho años al 3%. Más de ocho años. Entre ocho y diez.

—Usted estudió en la London School of Economics y escribió en los 90 un libro asumiendo la Tercera Vía para Colombia. Simplificadamente, “conservador en lo fiscal y progresista en lo social”.
—Se lo pongo de otra forma. El mercado hasta donde sea posible y el Estado hasta donde sea necesario.

—Si no recuerdo mal, eso fue la Alemania socialdemócrata después de la Segunda Guerra Mundial, donde se plantearon ese mismo lema.
—Hay muchas versiones de terceras vías. La que a mí más me gusta es la de Anthony Giddens, rector del London School of  Economics. Es, simplemente, el sentido común. Cuando me preguntan cómo me defino políticamente, yo digo que soy del extremo centro. No soy ni de extrema izquierda ni de extrema derecha. Y en lo económico, el mundo, no los profesores, el mundo ha enseñado que así sea uno ama de casa o un país, no puede gastar más de lo que recibe. Eso es lo que llamo fiscalmente conservador. Si uno es fiscalmente conservador y mantiene la confianza en el futuro, atrae inversión, genera más recursos y puede ser progresista en lo social. Esa es la fórmula que aquí hemos aplicado con mucho éxito. Los indicadores de crecimiento y los sociales son los mejores que hemos tenido en muchísimo tiempo.

—¿Habló con Macri sobre que ésa es la receta no sólo para bajar la inflación, sino también para producir equidad?
—Más otros ingredientes que tienen que estar presentes. La gobernabilidad. La capacidad de introducir las reformas a tiempo, de reaccionar a tiempo, y ahí es cuando fui muy pragmático. Seguí el consejo de Lincoln: traje a mis rivales al gobierno, y generé una rivalidad que me ha permitido en estos seis años tomar todas las medidas y reformas que están generando resultados.

—En varias oportunidades usted declaró que el PBI de Colombia había superado al de la Argentina y ya era la tercera economía de América Latina. ¿Cómo llegó a esa conclusión?
—Tiene mucho que ver con el valor de las monedas. La nuestra está bastante revaluada. No lo dije yo, lo dice el propio Fondo Monetario. Después, la Argentina nos pasó. Estamos intercambiándonos entre el tercero y el cuarto puesto, así como espero que nos estemos intercambiando entre el primero y el segundo puesto en fútbol.

—¿Hay una crisis del capitalismo a nivel mundial?
—Pues sí existe. Es una crisis de confianza, y el capitalismo necesita confianza. Creo que hay más una crisis política que económica, pero las crisis políticas, inexorablemente, repercuten en lo económico.



Jorge Fontevecchia