ECONOMIA

Las calificadoras de riesgo aún no mejorarán la nota del país

Joaquín Cottani y Delfina Cavanagh, de S&P

“La brecha frena el crédito”

Standard & Poor’s es una de las firmas –junto a Fitch y Moody’s– que ponen un sello a países y empresas para decir qué tan buenos pagadores son. Aunque quedaron golpeadas tras la crisis global, tienen la palabra sobre la imagen financiera del país ante una posible vuelta a los mercados. Joaquín Cottani, economista jefe de S&P, y Delfina Cavanagh, encargada de calificaciones soberanas de la firma, hablaron del impacto del acuerdo con el Club de París.

—¿Cambia la situación del país ante los mercados de deuda?
 COTTANI: El efecto es positivo, aunque sólo lo será marginalmente si no se logra además un acuerdo con los holdouts en lo que hace al gobierno nacional. Respecto del sector corporativo, mientras subsistan la brecha cambiaria con el paralelo y el temor a la devaluación del peso en el mercado oficial, no me parece que vaya a haber muchos candidatos a endeudarse en el exterior.

—¿Puede haber un cambio en la nota?
CAVANAGH: Argentina tiene una calificación muy baja en niveles de CCC+ con perspectiva negativa desde el 10 de septiembre de 2013, cuando fue rebajada desde B-. Por otro lado, las calificaciones podrían estabilizarse si percibimos que los riesgos legales se han moderado y si el Gobierno logra avances en la estabilización de la economía, y en estimular su acceso a la liquidez externa para cubrir su bono Boden 2015 por US$ 6 mil millones con vencimiento en octubre de 2015.

—¿Cómo ve a la economía argentina?
JC: La principal debilidad es institucional y proviene de la pérdida de eficiencia y jerarquía del Estado.

 

Gabriel Torres, de Moody’s

“El límite es el nivel de reservas”

El encargado de fijar la calificación de deuda de la Argentina en Moody’s –es decir, de marcar cuán buen pagador es el país– asegura que, más allá del acuerdo con el Club de París (que señala como “positivo”), aún persisten dudas sobre la solvencia de las reservas del Banco Central que impiden hacer un cambio significativo sobre la percepción del país, tomada en cuenta por inversores y clave para la tasa que puede pagarse en caso de tomar un préstamo.

—¿Cuánto mejora la situación de la Argentina el acuerdo con el Club de París?
—En el corto plazo no vamos a hacer ningún cambio de calificación. Lo que limita el crédito con el sector externo, como el nivel de reservas, sigue presente. Las reservas han caído y está en duda cómo van a quedar tras julio y agosto, cuando hayan pasado las ventas agrícolas.

—¿Cree que la Argentina emitirá deuda o renegociará vencimientos el año que viene?
—Casi todos los países del mundo jamás pagan su deuda, es único de la Argentina, que viene pagando todos sus vencimientos en dólares. Todos hacen roll-over. La deuda de la Argentina ha bajado y es posible que tenga la opción de renegociar su deuda, una vez que la decisión política esté tomada, pero no me queda en claro que se haya tomado esa decisión.

—¿Cómo ve el escenario del juicio de los holdouts?
—Nosotros tenemos una calificación general baja de Caa1, y una Caa2 para la deuda en riesgo por el juicio. Si la Argentina dijera que va a acatar la decisión de la Corte, con lo que no estaría en riesgo la deuda de la legislación extranjera, eso desaparecería.



Redacción de Perfil.com