ECONOMIA

Las economías regionales respiran y piden por costos

Referentes del vino y las maquinarias reconocen que les sirve la devaluación, pero advierten por los precios.

default
default Foto:Cedoc

Después de una semana en la que el peso se devaluó casi un 18% frente al dólar, en las economías regionales se mezcla la expectativa con el alivio, según lo revelan empresarios clave del interior del país consultados por PERFIL. En todos cae bien la mejora en la competitividad externa, pero advierten que es clave que se combata la inflación de costos.

José Alberto Zuccardi, propietario de Familia Zuccardi, una bodega familiar que produce vinos de alta gama, afirma: “Hay que aguardar un poco para ver cómo se desarrolla la economía con este nuevo valor del dólar”. El bodeguero, que tiene su principal plantación de viñedos en la localidad mendocina de Maipú, al sudeste de la capital de esa provincia, agrega: “Hemos aganado en competitividad, aunque ahora los costos internos en dólares tienen que bajar. Si baja la inflación, sirvió. Si no, estará todo igual”. Desde la asunción de Jorge Capitanich como jefe de Gabinete, señala que tiene “expectativas positivas”, ya que se puso en marcha una “revisión en la política económica”.

Por su parte, Raúl Bianchi, titular de la bodega Casa Bianchi, expresa que está “muy preocupado” por la nueva situación. “Espero que no siga así, que los integrantes del gobierno nacional sepan dominar y calmar las aguas para que el país siga funcionando”, expresó. El empresario, que posee 350 hectáreas y es responsable de la producción de vinos como Enzo Bianchi, Don Valentín Lacrado y New Age aclara que piensa que los funcionarios “tienen condiciones para que la economía no se descontrole. Consultado sobre el dólar a $ 8, respondió: “Es muy prematura esta devaluación. Para los exportadores este salto violento del dólar oficial es muy bueno, pero para el pueblo no. No estamos acostumbrados; el asalariado no resiste un golpe tan fuerte. Considero que en este momento, un dólar no debería valer más que 7 pesos”.
La empresa Pauny SA reabrió sus puertas el 2 de enero de 2002 tras cuatro meses aciagos, luego de que en septiembre de 2001 quebrara Zanello, durante la crisis de la convertibilidad. La fábrica de tractores fue recuperada por sus trabajadores y personal jerárquico, como el gerente general Raúl Giai Levra, que ahora es titular de la empresa. Tras 12 años, en otro enero, afronta una nueva devaluación. “Estoy expectante por el reacomodamiento de la situación”, dice. “El jueves y el viernes hubo muy poca oferta, porque todo el mercado está convulsionado”, confesó, y pidió que todos “hagan números para no trasladar la devaluación a precios y se espiralice la inflación”.

En tanto, Ariel Aguilar, que es titular de Corium y fabrica y vende por mayor objetos de cuero como carteras, calzado, ropa, bolsos y accesorios de marroquinería, consideró: “Las bases del modelo económico se conservan igual: mantener las fuentes de trabajo para fortalecer el consumo interno”. Sin embargo, se esperanzó con la renovada competitividad que tiene el sector del cuero, que se mantendrá sólo si no aumentan los precios.
Aguilar también reveló que el gobierno nacional les comentó que prohibirá la salida de cueros crudos, salados y wet blue (ya curtidos), de forma que las curtiembres tendrán más cuero y deberán bajar el precio. “Si no lo hacen, seguirán especulando, como lo vienen haciendo desde hace largo tiempo, porque son los dueños de la materia prima”, critica.


Santiago Spaltro


Temas: