ECONOMIA MENOS DOLARES GENUINOS

Las exportaciones bajaron otro 20%, la mayor caída desde 2009

En medio de la necesidad de dólares genuinos de la economía local, las exportaciones cayeron 20% en noviembre y sumaron US$ 5.279 millones. Además de tratarse de la mayor caída del año, hay que remontarse hasta octubre de 2009 y los resabios de la crisis financiera internacional para encontrar una baja similar (del 21% en ese caso) en las ventas argentinas al mundo.

El menor ingreso de divisas volvió a compensarse con menos compras al mundo. Las importaciones cayeron 19%, la segunda caída más alta del año después de agosto, y sumaron 4.818 millones según los datos que difundió ayer el Indec. Como resultado, el saldo comercial de noviembre fue de US$ 461 millones, 34% menor que en el mismo mes del año pasado.

Los ingresos netos del comercio (exportaciones menos importaciones) acumulan en lo que va del año US$ 6.600 millones, 16% menos que el año pasado, y cuando sólo falta el resultado de diciembre, se estima que el año cerrará en US$ 7 mil millones, según abeceb.com.

Las exportaciones de energía acusaron la baja de precios (-22%), lo que se sumó a la caída de cantidades. Así, cerraron 38% abajo, aunque el monto de operaciones es bajo. El rubro que más cayó en monto fue el de las exportaciones industriales (-28%, casi US$ 800 millones menos que el mismo mes del año pasado). Esta vez, la caída de las ventas de autos al exterior fue sólo del 9%. Químicos, plásticos, metales y herramientas se repartieron las bajas.

No hubo este mes retención de exportaciones del campo, que perdió con la acumulación en silobolsas este año. El sector primario, pese a la caída en precios, aumentó sus exportaciones el 31%. Pero la otra pata del sector industrial, los alimentos procesados, también acusaron una baja del 18% por menos ventas de aceites, lácteos y carnes, mientras Gobierno, economistas y empresarios cruzan acusaciones, desde “el mundo se cayó encima” hasta “la Argentina perdió competitividad”.

Los números que coincidieron con las declaraciones de que el Gobierno podría relajar el cepo sobre el dólar el año próximo coincidieron con una caída en las importaciones de autos del 65% (lo que arrastra la caída del comercio con el Mercosur y Brasil) y del 19% en el caso de los productos terminados (bienes de consumo). Los rubros vinculados a la producción siguieron mostrando caídas del 8% en bienes de capital, del 12% en bienes intermedios y del 29% las piezas para maquinarias.



Patricia Valli