ECONOMIA “REVOLUCION DE LOS AVIONES”

Las líneas aéreas extranjeras sumaron rutas sin audiencia

Fueron autorizadas por la ANAC a través de acuerdos bilaterales. Algunos gremios señalan que es una apertura “significativa”.

En las dos audiencias públicas aerocomerciales bajo el gobierno de Cambiemos, se pidió autorización para volar más de 700 rutas. Pero también se otorgaron frecuencias a través de los acuerdos bilaterales que permiten que las líneas aéreas de cada país lleven adelante los servicios.

El titular del gremio de pilotos, Pablo Biró, consideró que “se beneficia a las aerolíneas extranjeras”, y aseguró que el número es significativo. Según los acuerdos bilaterales, Aerolíneas Argentinas podría pedir también estas rutas, pero no las solicita porque depende del plan de negocios.

La primera resolución llegó el 29 de diciembre de 2015, tan sólo dos semanas después de que asumiera Mauricio Macri. La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) autorizó –sobre la base de los acuerdos bilaterales– a Dyrus SA, mejor conocida como Alas Uruguay, a unir Montevideo y Punta del Este con Buenos Aires, con sendas rutas y en ambos sentidos. A principios de 2016 se habilitó a Sky Airline para explotar servicios regulares también entre Santiago y Mendoza, en base a los cupos habilitados con Chile, con una frecuencia diaria. Un mes después, se autorizó Santiago-Córdoba. Sky también fue autorizada a operar entre la capital chilena y Rosario con una frecuencia diaria en mayo de este año.

Los gremios apuntan a las nuevas rutas sumadas por Lan Chile y Perú, mientras que indican que Lan Argentina, la empresa que tuvo como CEO al hoy vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, no crece. “Lopetegui antes planteaba que no se podía expandir LAN por La Cámpora, pero ahora tampoco se expande LAN Argentina”, sostuvo Ricardo Cirielli, de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico.
Lan Airlines, con bandera chilena, fue habilitada para unir Santiago y las ciudades de Tucumán y Rosario. Latin American Wings (Law) aprovechó el cupo bilateral y fue autorizada a volar entre la capital chilena y Mendoza en junio pasado.

A la española Iberia se le concedió la ruta Barcelona-Buenos Aires el 17 de mayo de este año, según la resolución publicada en el Boletín Oficial. En junio de este año, y a través de los acuerdos bilaterales, Level, la low-cost del grupo IAG –que controla Iberia, British, Vueling y Aer Lingus– empezó a volar esa ruta. El objetivo de IAG es competir con Norwegian, la línea que sí se presentó a la audiencia de septiembre y pidió 156 rutas: 44 de cabotaje y el resto, internacionales.

Lan Perú logró el visto bueno para volar a Mendoza y Tucumán desde Lima, con siete frecuencias semanales cada una. Trans American Airlines (Taca Perú) logró la aprobación para unir las mismas ciudades con 14 frecuencias semanales.

A Amaszonas del Paraguay se le otorgó la ruta Asunción-Buenos Aires en febrero de este año. En junio, Amaszonas –pero con bandera de Bolivia– consiguió las rutas Santa Cruz de la Sierra-Córdoba con siete frecuencias semanales. Antes de la inauguración del vuelo que une las capitales de Argentina y Paraguay, los directivos de la línea aérea anticiparon sus planes de presentarse también a las audiencias públicas para obtener nuevas rutas con base de operaciones en Argentina. No participaron del pedido de rutas a principios de mes, pero buscan establecerse en el país. El grupo también opera en Uruguay y Brasil.

PERFIL consultó a la ANAC sobre las rutas bajo acuerdos bilaterales pero no obtuvo respuesta.n