ECONOMIA PROMOCION ECONOMICA EN EL PRESUPUESTO

Las partidas para biocombustibles y para Tierra del Fuego le ganaron a la inflación

.

Apuesta. Macri firmó un acuerdo con la Cámara de Biotecnología. Lo “bio”, atrae inversión.
Apuesta. Macri firmó un acuerdo con la Cámara de Biotecnología. Lo “bio”, atrae inversión. Foto:Cedoc Perfil
Uno de los sectores con el que el Gobierno aspira a captar inversores es el de biocombustibles y energías renovables.
Mientras las empresas se preparan para el Renovar 2 y también para presentar proyectos a través del programa de Participación Público Privada, el Gobierno hace su aporte con los regímenes especiales económicos, donde el sector de biocombustibles es el segundo mayor beneficiado por los beneficios impositivos, detrás de la producción de electrónicos y electrodomésticos en Tierra del Fuego.
Según el Presupuesto 2018, el “gasto tributario” para los programas de promoción alcanzará en 2018 los $ 63.607 millones, un 10% más que frente al año anterior. Así, un año donde se espera que el Congreso se concentre en un debate de reforma tributaria, las concesiones en exenciones de impuestos crecen por debajo de la inflación estimada (promedio 15%), salvo en los sectores con mayores desembolsos.
Para Tierra del Fuego se presupuestan $ 31.800 millones, un 18% más que los $ 26.845 millones de 2017. En el mediano plazo, el Gobierno aspira a rediscutir la producción en Rio Grande por los montos de importación que insume para el ensamblado. Una de las opciones es “reconfigurar” los puestos de trabajo y abocar a la “isla” al turismo. El primer paso lo dio con la baja de aranceles para notebooks, aunque en su mayoría eran de fabricación continental. Pero los planes incluyen una baja gradual de los aranceles para celulares. Esta semana, consultado sobre este punto, uno de los funcionarios de Producción negó que estuviese en los planes del año.

Verde. La otra gran destinataria de las exenciones impositivas es la producción de biocombustibles. En particular el bioetanol. Según el Presupuesto, el régimen de fomento del uso de biocombustibles representa “gastos tributarios” por $ 10.148 millones, un 20% más que el año anterior.
En su reciente paso por Tucumán para inaugurar la ampliación del aeropuerto, el presidente Mauricio Macri recordó a los productores locales que aumentó el corte de bioetanol en nafta. “Eso ha generado nuevas inversiones”, aseguró.
En esa misma línea, también  firmó un “acuerdo productivo” con el presidente de la Cámara Argentina de Biotecnología, Hugo Sigman (Insud), con el que aspira a activar inversiones por US$  670 millones y 800 puestos de trabajo. Sigman lleva adelante un proyecto basado en biomasa para la generación de gas.
El programa para la promoción de la pequeña y mediana empresa a través de exención de impuestos como ganancia mínima presunta, pago a cuenta de ganancias del impuesto al cheque y del 10% de inversiones productivas es más modesto: $ 5.400 millones, pero muestra una suba del 27% con respecto al año anterior. Está enmarcado en la “ley de recuperación productiva” que apunta a la reconversión de las pyme.
Uno que pierde fondos es el reintegro para las ventas de bienes de capital de fabricación local. El “gasto tributario” en este sector baja a $ 4.142 millones, 33% menos que los $ 6.262 millones de 2017.  n