ECONOMIA TRAS LOS COMICIOS

Las petroleras ya prevén que el aumento de la nafta sea del 12%

Definirá la Rosada si será en la última semana de octubre o en la primera de noviembre. Se trata del mayor incremento del año.

IMPACTO. Los surtidores se adaptarán a una nafta que también en la súper empezará con 2.
IMPACTO. Los surtidores se adaptarán a una nafta que también en la súper empezará con 2. Foto:Cedoc Perfil
La catarata de aumentos que se prevé para el tramo final del año, luego de las elecciones, tendrá como señal de largada a los combustibles, que –según los números de las petroleras– tendrán un incremento, ya definido, del orden del 12% para la nafta súper.

La nafta ya acumuló una suba del 8% en enero y del 7,2% en julio para la nafta y de 6% en gasoil. Luego, debía subir según la revisión trimestral del Ministerio de Energía también a principios de octubre, pero la liberación de precios tras la finalización del acuerdo de revisión trimestral, postergó cualquier modificación para fines de este mes.

Y justamente, según fuentes del sector, el aumento entraría en vigor o en la última semana de este mes o en la primera del que viene.

De concretarse, los precios de los combustibles tendrían, en naftas por lo menos, un aumento total de aproximadamente un 27% cuando se compara con los precios de las mismas previo a la medida de quita de subsidios durante principio de este año.

El salto de doble dígito sería el más alto del año y ya parece ser considerado como inevitable por parte del sector petrolero, producto del precio internacional del petróleo, todavía cerca de su piso, y los movimientos del dólar en los últimos meses.

A principios de este mes ya se desarmó el acuerdo de revisión trimestral que determinaba el nivel de precios subsidiado para los combustibles, y el precio de las naftas en el mercado doméstico quedó “liberado”, para que el mercado local se mueva acorde al precio internacional.

Mercado. El primero en mover el tablero será YPF, ya que la petrolera estatal es el brazo con el que el Gobierno ahora puede intervenir en el mercado. La empresa tiene el 55% del mercado de estaciones de servicio y sus decisiones son seguidas por la competencia, léase Shell y Axion, entre otras.

El “timing” por parte de la petroleras, que se espera termine de definir el Gobierno, se reduce a básicamente en qué mes se reflejarán los efectos de segunda y tercera ronda en los precios generales de la economía. La onda sísmica en los próximos meses viene precedida por un septiembre caliente en cuanto a la inflación, con una cifra mensual del 1,9%.

Particularmente, la inflación se encuentra amesetada en valores del 1,5 al 2% mensual, valores similares a los de esta etapa del año 2015, y el propio Banco Central ha reconocido que le cuesta bajar la inflación más de lo esperado.

Como anticipo, algunos de los principales actores del mercado ya aumentaron en los últimos días el precio mayorista de los combustibles, con ajustes en torno del 10%, dando una pista de lo que pasaría después de las elecciones este domingo.


Temas: