ECONOMIA JAVIER GONZALEZ FRAGA, DEL NACION

“Lo veo muy firme a Sturzenegger con sus objetivos”

Los créditos hipotecarios a treinta años indexados por costo de vida se están convirtiendo en una de las banderas de campaña de Cambiemos.

PERFIL COMPLETO

ANUNCIO. Macri lanzó créditos hipotecarios indexados a 30 años.
ANUNCIO. Macri lanzó créditos hipotecarios indexados a 30 años. Foto:presidencia

Los créditos hipotecarios a treinta años indexados por costo de vida se están convirtiendo en una de las banderas de campaña de Cambiemos. Desde el Banco Nación, su presidente Javier González Fraga asegura que pese al alza en las previsiones inflacionarias de los analistas, habrá una fuerte demanda de estos préstamos porque compiten con el alquiler, “que también ajusta según los precios”, dice en diálogo con PERFIL.

Prevé volcar este año unos $ 20 mil millones de pesos al mercado y en 2018 otro tanto, en buena medida desinvirtiendo unos $ 110 mil millones colocados en Lebacs que heredó de la gestión de Carlos Melconian. “Este sistema no tiene cupo, queremos cambiar la cultura y que en lugar de inquilinos haya propietarios”, dice.

La oferta del Nación arranca con una tasa del 3,5% más el impuesto a los Ingresos Brutos de cada provincia, ajustado por la Unidad de Valor Adquisitiva (UVA), que refleja la suba de precios. Así, la cuota empieza en los $ 4.600 por millón prestado (con ingresos familiares de $ 18 mil), y financia hasta el 80% de propiedades de hasta $ 3.100.000. En tanto, también financiarán el 100% de refacciones y construcciones en terreno propio. “Para el que tenga el miedo de que en treinta años en la Argentina puede haber un rebrote inflacionario, que sepa que si la UVA supera en diez puntos a los salarios, se estira la cantidad de cuotas, pero no aumenta la cuota”, aclara una vez más. Si no, el banco ofrece una línea con los tres primeros años a tasa fija, pero que empieza con una cuota más alta y exige ingresos desde $ 60 mil.

—En la última semana, los analistas que consulta el Banco Central elevaron su pronóstico de inflación de 20,8% a 21,2%. ¿Qué pasó con la demanda de estos créditos?

—Creemos que va a tener mucho éxito porque se mueve más allá de eso, porque cuando nadie creía que el Gobierno iba a controlar la inflación, el año pasado, también se tomaban estos créditos. Y si lo comparás con el alquiler, sabés que el alquiler también indexa. Nuestra demanda es el que alquila y el que se quiera ampliar. Apuntamos a que el que paga $ 4.500 de alquiler, pague $ 4.500 de cuota. No hacemos pronósticos de inflación. Si querés tasa fija, tomás el otro crédito.

—Acceder a estos créditos significa creerle al presidente del Central Sturzenegger que va a bajar la inflación.

—Yo lo veo muy firme a Sturzenegger en su política antiinflacionaria. Lo veo muy firme en su objetivo.

—¿Teme que haya un aumento especulativo en los precios de los inmuebles ante la mayor demanda?

—Por eso financiamos desarrolladores, porque queremos que aumente la oferta. Les financiamos las obras de la casa y la infraestructura al 17%, y ellos saben que tendrán la demanda porque venderán por los créditos a treinta años. Sí, es probable que los lotes valgan más en el corto plazo. Ya hay más movimiento, se nota. Todo el mundo está comprando. Lo importante es que no se vayan a las nubes los precios de los lotes. También estamos financiando prefabricadas, en seco.

—Los constructores temen que lleguen “casas chinas”.

—Si se hacen los vivos con los precios, vendrán las prefabricadas.

—Habló de gente paga en las movilizaciones y de que “le hicieron creer a la gente” ciertos consumos. ¿Se arrepiente? ¿Pagó un costo?

—Al contrario, tuve un enorme rédito, porque mucha gente me dijo que tenía razón. No le doy importancia.