ECONOMIA DOW Y PEPSICO

Los empresarios clave de la visita de Macri a Nueva York

El paso del Presidente por la Gran Manzana tuvo figuras que resumen la euforia financiera y las dudas de los inversores de la economía real.

PERFIL COMPLETO

Macri con representantes de empresas líderes en Nueva York
Macri con representantes de empresas líderes en Nueva York Foto:DyN

El gran protagonista de los días de Macri en la Gran Manzana fue Lawrence Fink, conocido como Larry, el presidente de BlackRock, el mayor gestor de fondos del mundo. Ya había armado el año pasado un seminario exclusivo sobre la Argentina y este año puso su edificio para que allí los CEOs de las principales firmas del mundo escucharan al jefe de Estado argentino. 

No es para menos, BlackRock es un gigante de las finanzas con foco en los países emergentes, y en ese campo, la Argentina es un emisor de bonos como para abrazar y llorar de emoción. No lo hizo, pero sí presentó con mil elogios a Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central, en un seminario donde habló del rumbo del país y ejemplificó la política oficial con el caso de “the Metrobus of La Matanza”.

Pero además de Fink, hubo otro fan de Macri entre los presidentes de las multinacionales estadounidenses que dijo presente y otra vez (ya van varias) estrechó la mano del Presidente. Se trató de Andrew Liveris, el presidente mundial de la química Dow, que acaba de anunciar inversiones en la Argentina por 210 millones de dólares en Bahía Blanca el mes pasado, y de hecho tiene en Gastón Remy, el encargado de la filial local, uno de los hombres de negocios más cercanos al jefe de Estado.

Liveris ya vino al país en varias oportunidades, y de hecho, fue uno de los más resonantes visitantes en el mini Davos de 2016. A tal punto, que estuvo comiendo en privado con el Presidente en Olivos, en aquel momento con el entonces CEO de Coca Cola, Muhtar Kent. Dicen que Liveris le sugirió a Macri armar un “consejo empresario” de grandes popes locales que lo asesoren, como el que tienen los presidentes en EEUU desde tiempos de Obama y aún hoy, aunque varios se han ido por diferencias con el presidente Donald Trump.

Liveris comanda un conglomerado mundial que en la Argentina es fuerte: Dow tiene el monopolio del polipropileno, un insumo clave en las cadenas del plástico y que de hecho muchas veces los productores, como los jugueteros, denuncian por abuso de precios, que la compañía desmiente. “Está abierta la importación”, dicen.

La cara agria tal vez dentro de todos los que sonrieron en la mesa que escuchó a Macri puede haber sido para el indio Laxman Narashiman. Desconocido para el gran público, bien podría haberle agradecido a Macri haber puesto la cara para bancar su decisión hace un año:: es el hombre que desde su oficina en Purchase, en las afueras de Nueva York, maneja los negocios de PepsiCo en la región, y que ordenó intervenir el gerenciamiento local hace un año para cerrar la planta de La Florida, con más de 500 despidos.