ECONOMIA SEPTIEMBRE SERA CLAVE PARA LA EXTERIORIZACION


Los inversores esperan los bonos del Gobierno para adherir al blanqueo

Un mercado en pausa por la incertidumbre sobre el déficit fiscal, el título soberano de siete años, emisiones en dólares y fondos cerrados prometen mayores rentabilidades.

Espera. Inversores aguardan la salida de los instrumentos diseñados por Luis Caputo.
Espera. Inversores aguardan la salida de los instrumentos diseñados por Luis Caputo.
Foto:cedoc
Pagar una multa de 10%, invertir en bonos soberanos o apostar por un fondo común de inversión cerrado forman parte de las opciones para blanquear capitales.La City confía en que pondrán en marcha el proceso de exteriorización de capitales.
Septiembre será, según los analistas financieros, el mes en el que comience a observarse movimiento entre los contribuyentes que todavía se familiarizan con los caminos que les permitirán tener una mayor rentabilidad.

“Todavía hay poco movimiento. Creo que las consultas van a ir acelerándose a medida que nos acerquemos a las fechas límite, donde la gente irá tomando la decisión de ingresar o no”, dijo Diego Martínez Burzaco, de Inversor Global. En lo referido a las alternativas del blanqueo, “entiendo que a priori lo más beneficioso es pagar la multa y poner a trabajar el 90% del capital restante en bonos argentinos”, agregó.
Estiman que si se recobra el crecimiento económico en 2017, los títulos de largo plazo en dólares, como el Discount, el Par y el Bonar 2046 podrán apreciarse. Si ese escenario positivo se materializa, entonces el riesgo país podría comprimirse más de 100 puntos básicos dentro del próximo año y medio, haciendo subir estos bonos.

“Si le agregamos el rendimiento de 6,5% promedio de interés, entonces se podría recuperar la penalidad de 10% del blanqueo en 18 a 24 meses”, detalla Martínez Burzaco.
Sin embargo, existe un perfil de blanqueador que huye el pago de penalidades. En estos casos, el bono a siete años con rendimiento anual de 1% y la condición de no poder comercializarlo los primeros cuatro años “se ve como una buena alternativa, más atractiva porque se exterioriza un tercio del valor total mientras que el título a tres años no tiene devengamiento del cupón de interés”.

Los inversores también hicieron una pausa en sus operaciones en el mercado. Fue una reacción a la incertidumbre sobre cómo evolucionará el déficit fiscal a la luz del debate que se abrirá en las audiencias públicas sobre la tarifa del gas. Para los bonos locales, las dudas sobre el éxito del Gobierno en alcanzar a cubrir los costos de generación en el mediano plazo se tradujeron en una pérdida de atractivo de los títulos públicos en la plaza local.

Contrarreloj, se van conformando fondos comunes de inversión cerrados, otro de los caminos habilitados por el blanqueo. CasasARG y Allaria Ledesma presentaron esta semana un producto que espera ser aprobado por la CNV en los próximos días. Se trata de un fondo orientado a la economía real, basado en la lectura de un déficit habitacional preocupante. El fondo está nominado en dólares y tendrá una emisión de hasta US$ 400 milllones. Plantea un monto mínimo de suscripción de US$ 250 mil por inversor y podrán contarse quienes entren al blanqueo y también otros inversores, aunque en el primer caso deben permanecer por cinco años.

En palabras de Juan Politi, vicepresidente de Allaria Ledesma, “tiene una rentabilidad estimada a largo plazo superior al 15% y emplea una tecnología que permite acotar plazos para la construcción de viviendas”. En el sector esperan que otros similares surjan en las próximas semanas para la construcción.