ECONOMIA REUNIONES CON FUERZAS DE SEGURIDAD

Los súper, en alerta para no revivir un caos en diciembre

Por temor a robos organizados que se dieron en los últimos años, las cadenas trabajan en protocolos para prevención. Hay diálogos con punteros y planes de contingencia.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Las cadenas de supermercados, tanto grandes como medianas o chicas, están en alerta. Falta un mes y medio para que comience diciembre, un mes que se ha vuelto un karma en los últimos años, cuando por distintos motivos sufrieron saqueos con costos económicos y huellas emocionales, que hoy los llevan a acudir al Gobierno para evitar reptir ese caos, según recogió PERFIL en distintos puntos del país.

“La idea es trabajar en la prevención, porque el tema preocupa mucho a nuestros asociados”, afirma Fernando Aguirre, titular de la Cámara Argentina de Supermercados, que representa a mil bocas de expendio en todo el país. “Pero se trata de un tema que habla cada cámara regional, a nivel municial. Se trabaja con los comisarios locales”, afirma. Además, revela que según el lugar, también se habla con las organizaciones sociales y punteros para generar un clima de diálogo que evite que sectores interesados puedan buscar enrarecer el clima. La Asociación de Supermercados Unidos (ASU), otra entidad que nuclea especialmente a las grandes cadenas como Coto o Carrefour, estaría por reunirse con las autoridades nacionales y de la provincia de Buenos Aires para tratar el tema, contó a este diario Hernán Carboni, gerente de relaciones institucionales de Walmart, que también integra la ASU. “Por nuestra experiencia, los puntos críticos para nosotros son Bariloche o Tucumán”, asegura.

A propósito, Guillermo Saccomani, de la Federación Argentina de Supermercados de Tucumán, acotó: “Hemos tenido reuniones para que se tomen los recaudos necesarios y nos seguiremos reuniendo con las fuerzas de seguridad para trabajar en la prevención”. Representa unas treinta firmas provinciales, muchas de las cuales hace un año tuvieron serios inconvenientes.

Al cierre de 2013, protestas policiales se extendieron por el país y derivaron en robos organizados a hipermercados, y sumaron otro episodio más a la memoria temerosa del comercio minorista, marcado a fuego por los hechos de la crisis de 2001 o la híper de 1989. Ahora, con una inflación esperada sobre el 40% según la Universidad Di Tella y alimentos que crecen en un ritmo similar, según el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci), el establishment político y económico ve una vaca y llora.

Los supermercados chinos nucleados en la Casrech, que sufrieron cincuenta saqueos hace un año, están reeditando con apoyo de la Embajada oriental un protocolo de seguridad, que incluye: la recomendación de no abrir hasta tarde en la noche; tener sistemas de alerta temprana; y estar en diálogo con las fuerzas de seguridad locales. “Estamos hablando con el ministro de Seguridad provincial, Alejandro Granados, y con el secretario de la Nación, Sergio Berni”, dijo Miguel Angel Calvete, referente de los súper chinos.

Ricardo Brasca, presidente de la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Córdoba explicó por su parte a PERFIL que desde hace algunos meses “se está reuniendo personal de seguridad de supermercados locales con la policía para aunar esfuerzos. Además, por los delitos cotidianos las cadenas están tomando medidas extra, con “más cámaras de vigilancia y capacitando a nuestro personal”. Otras firmas consultan por más tecnología (ver aparte).

En Rosario, las entidades empresarias buscan armar un protocolo de actuación para que las áreas de control del municipio actúen junto a las fuerzas provinciales y federales para evitar saqueos o robos organizados. Esta semana se reunirán las autoridades de 74 cámaras empresarias con las autoridades provinciales vinculadas a la seguridad, encabezada por el ministro Raúl Lamberto. “Nos preocupa mucho el grado de vandalismo que se viene observando en los saqueos de fin de año, si bien hay gente necesitada, cada vez son más los delincuentes. Queremos saber en qué se está trabajando”, informó el titular de la Asociación Empresaria de Rosario, Ricardo Diab.

 

Controles desde el aire

En busca de mayor seguridad, varios empresarios buscan contratar nuevos servicios tecnológicos, según revelaron por ejemplo, en la compañía Lo Jack, donde aseguran que están ofreciendo nada menos que drones, una especie de aviones no tripulados, que captan información de los alrededores de un establecimiento para que sea procesada en un centro de información.

“Estos dispositivos pueden recibir información electrónica automáticamente y realizar tareas de observación de manera remota, de forma que pueda verificarse el alerta generado por otro dispositivo, generando más información de modo autónomo con más rapidez y efectividad”, explicó Enrique Vera Vionnet, gerente de marketing de la firma.

 

Informes: Ariel Bogdanov (Córdoba) / Ignacio Negri (Santa Fe).



Jairo Straccia