ECONOMIA ORDENO AHORRAR HASTA UN 15% MAS

Macri aprieta para bajar más el gasto

El recorte de presupuesto a Aerolíneas es parte de una estrategia para achicar el déficit tras las “concesiones” a gremios y gobernadores. Ciencia y Biblioteca Nacional, también en la mira.

PASADO. De incorporación rutilante de Cambiemos a primera baja en el equipo económico de Macri, que hasta ahora no habló del tema.
PASADO. De incorporación rutilante de Cambiemos a primera baja en el equipo económico de Macri, que hasta ahora no habló del tema. Foto:cedoc

El crecimiento del déficit de las cuentas públicas prendió las luces de alerta dentro del Gobierno, y transformaron la austeridad en un mantra 2017 con el objetivo de acercarse a la pauta de desequilibrio fiscal establecida en 4,2% para el próximo año.

La salida de Isela Costantini de la presidencia de Aerolíneas Argentinas en discusión, entre otros motivos, por las restricciones presupuestarias para el año que viene (ver aparte), es apenas la punta del iceberg  de lo que podrían ser mayores conflictos en el segundo año de gobierno de Cambiemos. Con el Ministerio de Ciencia tomado por recortes en el Conicet, el Ejecutivo planea reducir gastos de viáticos, bienes y servicios en todas las áreas de la gestión pública, por lo que no sería raro que otras figuas quedaran en el camino. Mauricio Macri analizó con los principales integrantes de su gabinete los efectos que tendrá “ese pisar de la caja sobre el balance fiscal”.

“Sin dudas que es el tema que más preocupa a Macri”, admitió un importante funcionario de Casa de Gobierno. De los últimos encuentros, realizados entre fines de la semana pasada y principios de la actual, se conoció la orden de Presidencia de promover un ahorro en los gastos de bienes y servicios del Estado y de diversos organismos y empresas públicas con el fin de encaminar “un poco más” el abultado déficit fiscal que padece el país.

El déficit fiscal se ubicará al cierre del año en 4,8% del PBI, pero allí se cuentan 0,8 puntos porcentuales de ingresos extraordinarios provenientes del blanqueo. Si no, era 5,6%. Para 2017 el presupuesto prevé un déficit de 4,2% del PBI, que será superior al 3,3% anunciado previamente. Se trata de un sendero que los inversores empiezan a mirar más de cerca.

Si bien el plan de recortes de gastos aún no se conoce con detalles, en Gobierno admiten que el objetivo es poder llevar adelante un ajuste de aproximadamente entre un 10 y un 12% en las partidas destinadas a la contratación de bienes y servicios del Estado. De hecho, varias de las medidas que se fueron cerrando últimamente, como negociaciones con organizaciones piqueteras, gremios y gobernadores, estaban atadas a reasignación de partidas. La readecuación comenzó. Ya tomaron nota en el Conicet, en conflicto por reducción de becarios. Y hay versiones sobre cambios hasta en la Biblioteca Nacional, que por ahora desmiente recortes. “No estamos contra la ciencia y la cultura, pero son entes que también hay que mirar”, dicen en la Rosada. Lino Barañao, ministro de Ciencia, y Alberto Manguel, flamante jefe de la Biblioteca, pueden ser otras fuentes de conflicto.

“No se va a tocar el personal o áreas sensibles, pero sí se va a tener que ser mucho más austero”, admitió el mismo funcionario.  Dentro de esta decisión, se incluiría un recorte importante en lo que hace a los gastos de las representaciones diplomáticas y de los viajes de funcionarios al exterior.


Gobernabilidad sí, otros gastos no. Luego de un año donde la ortodoxia “corrió” a Macri por derecha, reclamándole más ajuste frente al plan gradualista de Alfonso Prat-Gay, ahora todo lo que no sea clave para la gobernabilidad estará en revisión, dicen en el Gobierno.

Se trata, en definitiva, de un ahorro que podría oscilar entre los $ 40 y 50 mil millones de pesos, los cuales se verían reforzados con mayores ingresos que podría tener el Estado, al margen de la recaudación tributaria. Para complementar esta iniciativa se está buscando acelerar la venta de inmuebles estatales. Y como se vio en la aprobación del reciente nuevo proyecto de Ganancias, puede haber nuevos impuestos específicos.


Peña: “Tenía mucho desgaste”

“Se había cumplido una etapa y estamos muy agradecidos por la tarea que hizo Isela Costantini, pero tenía mucho desgaste; valoramos mucho el aporte que hizo”, aseguró el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Peña, en declaraciones televisivas, dijo que el alejamiento de la funcionaria “es parte de la rotación que hay en un equipo” y ratificó el compromiso del Gobierno de “mejorar la puntualidad de las frecuencias, ser menos deficitarios y tener una aerolínea que funcione bien”. Negó la privatización.