ECONOMIA DEUDA MAS CARA Y ALERTA DE BURBUJAS


Macri ata su suerte a los mercados pero el mundo se vuelve más hostil

El financiamiento internacional es la clave del Gobierno para sostener el gasto electoral. Advierten por el impacto de la suba de tasas de la Fed. Temores por el futuro del Deutsche.

‘BONO’ NAVIDEÑO. Macri, entre Nueva York y la agenda doméstica.
‘BONO’ NAVIDEÑO. Macri, entre Nueva York y la agenda doméstica. Foto:PRESIDENCIA DE LA NACION
Desde Córdoba
Crédito externo e inversión extranjera son las dos claves del gobierno de Mauricio Macri para impulsar el crecimiento económico en 2017, pero el mundo puede no ser un ambiente tan amigable en el resto del mandato, según alertan especialistas.

La Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), liderada por Janet Yellen, elevará la tasa de referencia antes de fin de año según las expectativas de todos los analistas internacionales, desde niveles ultrabajos de entre 0,25 y 0,50%. Con ese cambio hay varios interrogantes: ¿se apreciará el dólar? ¿Lo sufrirán las materias primas? ¿Qué pasará con los mercados de acciones que muchos consideran hiperinflados? Todo en contexto enrarecido en la última semana por los temblores en torno al Deutsche Bank en Europa. ¿Hay de qué preocuparse?

“El mundo se ha vuelto más hostil, y eso es importante para países con planes de reinserción como hoy la Argentina”, dijo en la Conferencia Anual de FIEL esta semana José Juan Ruiz, economista del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Alejandro Schiaffino, managing director de Magnus, dijo a PERFIL que “la suba de la tasa de la FED va a impactar en el inicio a los bonos soberanos argentinos y el grado dependerá del incremento de la tasa. Seguramente va a ser de 0,25%, con lo cual esperamos que a partir de ahí podría incrementar en 0,50% el rendimiento de los bonos locales”.

Un eventual aumento de las tasas en la principal economía del mundo se sentirá también en los rendimientos de las economías emergentes, que hasta el momento fueron las principales beneficiarias de la baja histórica de tasas que tuvo como resultado la reacción ante la crisis financiera de 2008 con la caída de Lehman Brothers.

El Gobierno planea el año que viene tener un déficit fiscal del orden del 5% del PBI, y según ha dicho el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, aspiran a colocar unos US$ 15 mil millones en deuda, además de lo que busquen las provincias. Así, las condiciones externas se vuelven cruciales. Desde la agencia de riesgo Moody’s tranquilizan: “Por más que puedan subir las tasas de interés, seguirá la era de tasas bajas”, asegura Gabriel Torres, analista de deuda.

El fuerte ruido que causó la crisis de Deutsche Bank en Europa por el pago de una multa millonaria y la posibilidad de una nueva caída de un gigante también sumó precaución a los movimientos que se planean en el mercado.

Desde un banco internacional de inversión aseguraron: “Vemos que las penalidades deben existir cuando no se respetan las reglas, pero también se tienen que evaluar los efectos nocivos de las sanciones que generan una ola expansiva de temor en el mercado, creemos que lo de Deusche Bank se va a ir normalizando; tenemos que aprender de los errores que se cometieron hace apenas ocho años”.

La sombra de Lehman sigue latente. De hecho, en los informes que circulan entre brokers en Estados Unidos se señalan peligros que anotan en Cambiemos: “Los inversores ante un mundo donde las tasas son negativas piden colocar en cualquier cosa que les dé un 3% en activos investment grade”. Lo relata un estratega que maneja capitales de clientes en mercados emergentes. “Los precios de los activos financieros están sobreincentivados porque la plata no encuentra rendimientos”, asegura, sin drama, pero alerta sobre qué pasará en el mundo si se pincha otra burbuja.

Vuelven créditos desde Alemania

Después de la confirmación del regreso del financiamiento a través del Exim Bank de los Estados Unidos, también Alemania volverá a ofrecer sus líneas de crédito tanto público como para el sector privado, lo que permitiría financiar el desembarco de inversiones.

La negociación terminó de avanzar durante la visita del vicecanciller de Alemania, Gabriel Sigmar, quien participó del Foro de Inversiones de mediados de septiembre junto con el director general de Siemens, Joe Kaeser, y el embajador argentino en Berlín, Luis María Kreckler. El anuncio de inversión de Siemens por U$S 5 mil millones fue el que terminó de destrabar la negociación, junto con la negociación por los casos pendientes en el Centro de Solución de Controversias (Ciadi). Ya en ese momento, el titular de Producción, Francisco Cabrera, había anticipado la posibilidad de contar con fondeo “del gobierno alemán”. Uno de los que destacó el acuerdo fue el ex secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, que festejó “la vuelta del crédito oficial” con las garantías que estaban suspendidas desde 2002.

En ese marco, en el Gobierno sostienen que de la mano de estas líneas de crédito las inversiones empezarán a materializarse, esta vez sí, el año próximo.