ECONOMIA TRAS UN JUICIO DE 15 AÑOS


Macri les pagó a los buitres y la Argentina salió del default

Ayer se concretó la transferencia de US$ 9.300 millones a los acreedores que litigaron en Nueva York. Prat-Gay: “Fue costoso, arranca otra etapa”.

Los bancos colocadores de la nueva deuda por US$ 16.500 millones transfirieron una parte a las cuentas de los fondos buitre y el Gobierno se lo informó al juez Thomas Griesa, que levantó las cautelares que frenaban pagos a los tenedores de bonos argentinos en el exterior y puso así fin al capítulo del default y una larga saga de litigios.
A casi 15 años de la declaración de cesación de pagos de la deuda externa argentina por parte del entonces presidente, Adolfo Rodríguez Saá, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay lo anunció vía Twitter: “Cautelar levantada. Basta de ataduras. Basta de cepos. #ChauDefault. Arranca una nueva etapa. Los argentinos, listos para emprender y crecer”.
El “fin de las ataduras” implicó el pago de US$ 9.300 millones, de los cuales US$ 2.400 millones fueron para el fondo NML Capital, del holding Elliot, de Paul Singer. En total, si entran todos los acreedores, el monto trepará a US$ 12.500 millones. Prat-Gay reconoció ayer en declaraciones radiales que la negociación “resultó terriblemente costosa, no sólo en términos financieros, sino también en términos económicos”, pero se lo atribuyó a la “mala negociación del gobierno anterior”.
 En una carta firmada por el abogado de Cravath, Swaine & Moore, Michael Paskin, la Argentina le informó al juez que se habían cumplido las dos condiciones para levantar las cautelares: el fin de la Ley Cerrojo y la Ley de Pago Soberano y el pago a todos los demandantes con acuerdos antes del 29 de febrero. A continuación llegó la orden del juez que puso fin a las restricciones.
“Se levantan las cautelares en todos los casos”, sentenció Griesa después de revisar la declaración del subsecretario de Finanzas, Santiago Bausili, sobre la remoción de los “obstáculos legislativos” y la del director de Securities del Deutsche Bank, Matthew Dukes, que enumeró los pagos realizados a cada acreedor y el número de transferencia. De todas formas, el juez dio plazo hasta el lunes 25 a las 2 pm para presentar rechazos al levantamiento de la cautelar.
“La Argentina cumplió sus promesas y les pagó a los bonistas holdouts que habían alcanzado acuerdos preliminares el 29 de febrero. Los acreedores que acordaron después de esa fecha recibirán los pagos según sus acuerdos”, informó también el mediador Daniel Pollack en un comunicado donde daba cuenta de la orden de Griesa y de su satisfacción con el resultado. “El juez me pidió hacer público el hecho de que le generó un gran placer cumplir con su orden y levantar la cautelar como resultado del cambio dramático de circuntancias en la Argentina tras la elección del presidete (Mauricio) Macri”, escribió el Special Master.
Pollack explicó que los bonistas que aceptaron los canjes de 2005 y 2010 podrán recibir varios miles de millones e intereses que no se pagaban bajo las cautelares. Son unos US$ 3.100 millones los que cobrarán en un pago estos acreedores, según explicó Prat-Gay en Washington. El subsecretario Bausili indicó que estos pagos llevarán veinte días.
El martes pasado, Griesa había firmado una orden en la que autorizaba al Bank of New York a distribuir los pagos de la Argentina. Ahora, el proceso retoma los canales que el mismo Griesa interrumpió en 2014 para forzar el acuerdo entre el gobierno y los buitres. Consultados por PERFIL, desde el BoNY indicaron que “el banco cumplirá con sus obligaciones bajo todas las órdenes de la Corte”.
“El juez Griesa me expresó que está muy contento por este desarrollo en los 15 años de litigio”, relató Pollack, que también se mostró satisfecho por haber llegado a un acuerdo “después de años de hostilidad y amargas recriminaciones entre las administraciones anteriores de la Argentina y los holdouts”.

EE.UU.: “Una vuelta de página”
Con el pago a los buitres, el Gobierno siguió cosechando elogios del establishment financiero internacional, como el del titular del Tesoro de los Estados Unidos, Jacob Lew,
que destacó la “acción decisiva” del Gobierno, que “está dando vuelta una página sobre un período difícil de su historia”, en relación con el default.
“El regreso de Argentina a los mercados de capitales internacionales y su reintegración con la economía global representa un hito importante no sólo para Argentina sino también para todo el sistema global financiero”, aseguró el titular del Tesoro, que destacó además la velocidad cona que se llevó adelante el acuerdo.
Tras el multimillonario pago y emisión de deuda, el funcionario señaló que la Argentina se prepara “para crear más crecimiento sostenible e inclusivo y para reconectar con la economía global y la comunidad mundial”.



Patricia Valli