ECONOMIA ENCUENTRO DEL G20


Macri viajó a China por inversiones esquivando reclamos industriales

El Presidente se reunirá con ejecutivos de las principales compañías de cemento, telefonía y energía nuclear. Empresarios locales piden que no se avance en acuerdos.

Arribo. Junto con Juliana Awada, llegó a Oriente después de los pedidos contra los acuerdos de la UIA ante funcionarios macristas.
Arribo. Junto con Juliana Awada, llegó a Oriente después de los pedidos contra los acuerdos de la UIA ante funcionarios macristas.
Foto:telam
El presidente Mauricio Macri llegó ayer a China para encontrarse con su par Xi Jinping en el marco de la cumbre del G20, que tiene lugar en la ciudad de Hangzhou, en una gira en la que está prevista también una reunión bilateral con el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, en la que se espera que se traten temas vinculados con el narcotráfico.
El encuentro entre el jefe del Estado argentino y el mandatario chino se llevó a cabo anoche –primeras horas de la mañana en el país asiático– en la Casa de los Huéspedes del Estado del Lago Oeste, donde se analizará el rumbo de inversiones en nuestro suelo, que alcanzan unos US$ 25 mil millones en el primer semestre del año.

Luego de su reunión con el mandatario chino, la agenda presidencial prevé encuentros con el empresario Jack Ma, presidente del grupo Alibaba; con los responsables de la compañía Sany, una compañía tiene que representa el 64% del mercado mundial de volcadoras de cemento, y los de la China National Nuclear Corporation (CNNC), con la que se suscribieron acuerdos para la construcción de dos centrales nucleares; también con la firma de telefonía Huawei.
El embajador argentino en ese país, Diego Guelar, dijo que “la década pasada fue la gran década de inserción china, se convirtió en el primer socio de Estados Unidos, Europa, Rusia, Alemania, Brasil y la Argentina; ahora es nuestro principal banquero e inversor, y el más importante mercado de productos agroindustriales”.

Sin embargo, el encuentro entre los máximos representantes de Argentina y China despertó una serie de reclamos entre los principales referentes de la economía local. Este jueves, en el marco de la celebración por el Día de la Industria, el presidente de la UIA, Adrián Kaufmann, señaló que “la relación entre los dos países se encuentra en una encrucijada: el compás del intercambio dibuja un panorama desalentador. Esto se debe a que la balanza comercial es deficitaria en US$ 12 mil millones, lo que significa una asimetría para cualquier país que quiera profundizar su tejido industrial”.
El debate por el rol de China se desarrolló en un seminario del Atlantic Council el lunes pasado en la sede de la Bolsa de Comercio, cuando Kaufmann señaló: “Los problemas con Brasil son coyunturales, pero con China son estructurales: su exceso de producción perjudicó a todos los competidores, por la caída de precios y el menor empleo que generó”.

Además, el industrial reclamó que no se la reconozca como economía de mercado, tal como no lo hacen las principales economías del planeta.

Santiago Spaltro