ECONOMIA NEGOCIOS BAJO SOSPECHA

‘Mercados regulados’, banca y obras

El Grupo Petersen se respalda “en los mismos valores de sus fundadores: excelencia, trayectoria, confiabilidad, solidez y transparencia”.

PERFIL COMPLETO

Enrique Eskenazi, factótum del Grupo Petersen.
Enrique Eskenazi, factótum del Grupo Petersen. Foto:cedoc

El Grupo Petersen se respalda “en los mismos valores de sus fundadores: excelencia, trayectoria, confiabilidad, solidez y transparencia”. Así termina la carta de Enrique Eskenazi, el titular del holding, en su página web. Desde la conducción de la empresa nacida en 1920, que incluye el banco de Santa Cruz, no se hizo conocido por esos valores, sino porque en 2007 y gracias a su vínculo con el ex presidente Néstor Kirchner, se convirtió en el dueño del 25% de las acciones de YPF. Su hijo Sebastián desembarcaría como CEO de la compañía.

La compra se había hecho a través de una subsidiaria también llamada Petersen en España, a través de la cual un pool de bancos otorgó un crédito de US$ 560 millones. Era la ‘argentinización’ de la petrolera con un socio “experto en mercados regulados”. Pero en 2012 Cristina Kirchner expropió la empresa. La familia Eskenazi jura que entregó las acciones y la Petersen española entró en quiebra. El administrador concursal remató el reclamo en Nueva York. El 70% del juicio lo compró el fondo Burford Capital por US$ 15 millones de dólares. El 30% restante se lo habrían quedado los bancos y Repsol en España, aunque en la oposición hay quienes creen que si el país pierde, los Eskenazi tendrán un ingreso de US$ 3000 millones. “En la audiencia de la semana que viene se verá que no”, se desligan cerca del Grupo Petersen, que de todos modos ya cambió el chip: participa de la obra pública y sigue en el negocio de la banca (Santa Fe, Entre Ríos, San Juan y Santa Cruz) y los seguros (Qualia).