ECONOMIA EL GOBIERNO TRATA DE INVOLUCRAR A LA CASA BLANCA

Mientras se agrava el default, CFK acusó a Obama de emplear a una ‘lobbista buitre’

Un día después de que venciera el plazo para pagar otro bono, la Presidenta le escribió a su par estadounidense por una funcionaria que también representa a los acreedores.

Foto:Cedoc

En el primer día en que el default de la Argentina se extendió también al bono PAR, que ningún acreedor se decidió a cobrar por Buenos Aires como pretendía el Poder Ejecutivo, el Gobierno apuntó contra la Casa Blanca.

En una dura carta que se dio a conocer ayer, la presidenta Cristina Kirchner le pidió explicaciones a su par de los Estados Unidos, Barack Obama, sobre la designación de una funcionaria norteamericana que sería al mismo tiempo copresidenta de una asociación ligada a los fondos buitre que reclaman el pago de la deuda en default.

La misiva de la mandataria advierte que “sería grave en las relaciones entre nuestros países”, en caso de que la administración de Obama confirmase que Nancy Soderberg, nombrada al frente del Public Interest Declassification Board (PIDB), fuera la misma persona que ejerce la copresidencia de la American Task Force Argentina (ATFA), la asociación que llevó a cabo fuertes campañas en favor de los demandantes contra la Argentina.
El escrito de cinco carillas señala que las funciones del PIDB abarcan aspectos sensibles de la seguridad nacional e incluyen las de asesorar al presidente y a otros funcionarios del Poder Ejecutivo de los Estados Unidos de América, por lo que la Presidenta se preguntó con ironía: “¿Podría ser un caso de homónimos?”.

La crítica de Cristina se produjo ayer, aunque en la página del PIDB Soderberg figura en el cargo desde 2012. Desde entonces a ahora, la funcionaria siempre se desempeñó como lobbista del grupo de acreedores.

El texto de Cristina también enumera las acciones de la ATFA contra el país y menciona que “ha declarado haber invertido varios millones de dólares en lobby contra la Argentina en el Congreso de los Estados Unidos”. Asimismo, señala que existiría una contradicción del propio gobierno norteamericano si nombra como funcionaria a una persona que cuenta con Elliot Associates –vinculada a Elliot Management Corporation– entre sus financistas y que gestiona a Elliot International, domiciliado en un edificio de las islas Cayman, que el propio Obama señaló como paraíso de la evasión fiscal.

Con esas fuertes críticas, entre las que se sugiere la venta de armamento de Estados Unidos a México, la Presidenta retomó la estrategia oficial que busca lograr un posicionamiento explícito del Ejecutivo norteamericano sobre la situación de la deuda argentina en default y el alcance de la legislación norteamericana. Luego de que la Corte Suprema de ese país decidiera no tomar el caso, la Argentina recurrió al Tribunal de La Haya para dirimir el conflicto pero finalmente el Departamente de Estado rechazó someterse a ese tribunal por no considerarlo el foro adecuado para tratar problemas de deuda del país.

La misiva se conoció luego de que el jueves venció el plazo para el pago de US$ 161 millones del bono PAR, que el Gobierno depositó en Buenos Aires pero que ningún bonista se acercó a cobrar, por lo que se sumó al Discount, considerado también en default.



Paola Quain