ECONOMIA MARKETING CONTRA IMPORTACIONES

Moreno también decora vidrieras: pide exhibir productos locales

Instó a contrarrestar las tendencias de la moda poniendo más a la vista indumentaria nacional.

Foto:Cedoc

Controlador de precios y stocks, administrador de importaciones, organizador de misiones comerciales, regulador del dólar, de las naftas y del mercado granario, representante del Estado en empresas privadas... El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, sumó un nuevo oficio a su larga lista de tareas: ahora también organiza las vidrieras de shoppings y comercios.

En su reunión con empresarios del viernes, Moreno analizó las tendencias de moda. Y concluyó que para combatir ciertos designios del consumo, hay que reorganizar los escaparates y darles un lugar destacado a ciertos productos. En este caso, el supersecretario se convirtió en promotor de las zapatillas de producción local Topper y Flecha, de la tradicional empresa –ahora de capitales brasileños– Alpargatas.

“Las zapatillas importadas tienen una demanda mayor que las nacionales como Flecha y Topper”, explicó el titular de Fedecámaras, Rubén Manusovich. “Es un tema de marca, de moda”, agregó según el análisis de marketing que ofreció Moreno en la última sesión de “la escuelita”.

Por eso, el secretario de Comercio Interior recomendó a los comerciantes presentes que les den un lugar destacado a estas marcas de producción local, pese a que muchas marcas de zapatillas deportivas y urbanas se vieron obligadas a adherirse a la sustitución de importaciones para poder participar del mercado interno. “Se estimula que se muestren en un lugar destacado”, fue el mensaje que transmitió el funcionario.

En tanto, para favorecer la preferencia de productos nacionales, Moreno también aseguró a los empresarios que se mantendrán las reuniones de la mesa de competitividad en distintos sectores para garantizar insumos a buenos precios y que los aumentos salariales no se trasladen a los costos.

“Vamos a dejar entrar las importaciones que quiere la gente”, aseguró el funcionario, que no obstante estimó que podría alcanzar hasta US$ 11 mil millones de superávit comercial este año. Pero en tiempos electorales, los gustos parecen estar garantizados. Por eso la competencia con los productos del mercado externo deberá contar con nuevas aristas, como poner en primer plano las marcas que se quiera promover.

Según coincidieron en la Secretaría de Comercio Interior, el consumo repuntó en el último mes por los aumentos salariales vinculados a las paritarias, mientras que se espera que mejore en estas semanas de la mano de las vacaciones de invierno. Sólo por el día del amigo, las ventas crecieron 30% en pesos contra el año pasado, según los cálculos de Fedecámaras.

Pese a la mejora en los ánimos, en el último mes, con el fin del congelamiento masivo de precios para dar lugar a una canasta de 500 productos, recrudecieron los aumentos, según mostraron los datos privados de inflación de junio. Para abaratar el financiamiento al consumo y compensar a los supermercados y comercios que se apeguen a la nueva canasta de Moreno, los comercios esperan el debut de la Supercard que se presentó en el Mercado Central a principios de junio, se esperaba para julio y ahora fue postergada a los primeros días de agosto. “Se está poniendo en marcha el sistema. Ya está todo listo pero quedan algunos pasos burocráticos”, explicó la titular de la Cámara de Supermercados Chinos, Yolanda Durán. Según confirmó Manusovich, desde agosto se podrá conseguir el plástico en los hipermercados, y se podrá usar en cualquier comercio. La página oficial de la Supercard sigue sin detallar dónde se puede conseguir. En tanto, se aclaran algunos términos, como que el plástico no podrá ser utilizado fuera de la Argentina ni permitirá realizar extracciones de adelanto de efectivo, como habilitan otras tarjetas.



Patricia Valli