ECONOMIA ENERGIA Y MANO DE OBRA MAS BARATA


Para escapar del ‘costo argentino’, empresas locales se van a Paraguay

En campos, salen inversores uruguayos y compran argentinos. Las industriales optan por el ensamblaje. El gobierno de Cartes agiliza trámites para abrir compañías.

Con un esquema de mano de obra barata y disponibilidad de energía a menor costo, el socio mediterráneo del Mercosur, Paraguay, se volcó  a atraer inversiones de sus países vecinos. El sistema, que se agilizó con la llegada al poder de Horacio Cartes después de que el Congreso destituyera a Fernando Lugo en 2012, se completa con más términos que seducen al sector privado: baja presión tributaria y baja conflictividad laboral.

La inversión extranjera directa argentina en Paraguay pasó de representar unos US$ 64 millones en 2003 a los US$ 585 millones de fines de 2014 según Abeceb.com. En 2015, el flujo fue de US$ 32 millones, según el Banco Central de Paraguay.

El interés está centrado en las áreas de negocios de agro, telefonía, servicios, finanzas y real estate, según explicó Federico Tomasevich, presidente de Puente, una de las empresas locales que abrió hace un año y medio oficinas en Asunción. Si bien pertenece al sector financiero, también maneja desde allí fusiones y adquisiciones. “No hay paros, paritarias ni presión gremial”, explicó sobre los costos laborales.
Cartes, precursor de la CEOcracia en la región, con buenos vínculos con Mauricio Macri desde que el argentino presidía Boca y él Libertad de Paraguay, presenta un  salario mínimo de US$ 330 mensuales, contra los US$ 530  de la Argentina (según la meta de ocho mil pesos para enero de 2017) tras la devaluación de diciembre pasado. “Los recursos humanos son competitivos por costo para la industria, el sector agrícola ganadero y la logística, no así en servicios internacionales, donde la Argentina tiene mejor nivel para instalar un call center, por ejemplo”, indicó Tomasevich.

Brasil lidera la instalación de empresas para el ensamblaje, seguido por la Argentina. Pero también hay grupos internacionales que buscan consolidar su posición regional desde Paraguay. “Tentaron a una empresa electro-intensiva de Mendoza a relocalizarse en Paraguay”, relató días atrás el ex presidente de la UIA y hoy diputado por el Frente Renovador, José Ignacio de Mendiguren.

En cuanto a impuestos, el nivel de tributación también es comparativamente bajo: 10% de Ganancias y 10% de IVA. Por otra parte, Cartes generó un sistema agilizado para la apertura de empresas en una semana promedio, según detalla el Suace, el sistema para apertura de empresas de extranjeros.

En campos, el mayor inversor es Uruguay, según detalló Tomasevich: “Cuando los argentinos fueron comprar campos a Uruguay, los uruguayos compraron en Paraguay. Y ahora le vuelven a vender a los argentinos para irse a Bolivia”. Según el ministro de Industria y Comercio de Paraguay, Gustavo Leite, “hubo flujos de capitales uruguayos importantes viniendo a Paraguay, a desarrollar campos ganaderos, que crece 10%”.

SustituciЧn. El gobierno paraguayo aspira a “sustituir desde Paraguay los US$ 15 mil millones que la Argentina importa de Asia. Queremos tener una relación vibrante, ganar-ganar donde Argentina no pierda ni un sólo puesto de trabajo, al contrario, gane competitividad”, según explicó el ministro de Industria.
“Entendemos que Argentina importa de China confecciones, calzados, motores que pueden ser sustituidos con competitividad de Paraguay.  Con Brasil tenemos una estrategia similar. Brasil es más grande, importa US$ 70 mil millones de dólares de Asia, y hoy estamos empezando a reemplazar juguetes que Brasil importaba de Asia, desde Paraguay”, ponderó Leite.