ECONOMIA LE ENTREGARON UN DOCUMENTO AL GOBIERNO


Para la UIA, hay 95 mil empleos en peligro

PERFIL COMPLETO


Foto:MINISTERIO DE PRODUCCION
En el encuentro de más de dos horas en el comedor de la Unión Industrial Argentina, los empresarios le dejaron al ministro de Producción, Francisco Cabrera, y a su equipo un documento para tratar de llamar la atención del Gobierno: detallan que desde la aplicación de la suba de tarifas eléctricas en febrero quedaron en la cuerda floja unos 39 mil puestos de trabajo directos en las fábricas argentinas. Pero según Diego Coatz, director ejecutivo de la entidad y también su economista jefe, esa cifra podría elevarse hasta 95 mil empleos si se tiene en cuenta que por cada trabajador industrial se generan unos 2,5 puestos indirectos.
Los funcionarios se quedaron con el dato. Uno de los que lo recibió es Martín Etchegoyen, el secretario de Industria y ex director de la cámara industrial, quien incluso sospecha que el impacto del tarifazo sobre las empresas ha sido mayor, y de hecho también advierte que si vuelve a subir la luz para las fábricas con el cambio estacional de enero, la situación podría agravarse.
El presidente de la UIA, Adrián Kauffman Brea, se encargó de detallar que la actividad viene con casi cinco años de estancamiento y que pese a la devaluación no se ha recuperado competitividad. Y uno de los puntos centrales de las exposiciones, que recorrieron todos los sectores en boca de cada una de las cámaras, fue la crítica situación por la suba del costo de la energía.
Según la UIA, afecta a unos 7 mil establecimientos industriales, de un total de 115 mil. Se trata de las empresas “más electrointensivas”, detallan en la institución, pero que pueden empezar a tener problemas si no hay alguna respuesta desde el Poder Ejecutivo, explicaron. Ayer no hubo pronunciamientos oficiales. “Se dedicaron a tomar nota, con buena predisposición”, detallaron.
Ayer por radio insistió en el punto Juan Carlos Sacco, vicepresidente de la UIA, quien llegó a decir que son 200 mil los empleados en peligro y reclamó “medidas rápidas”. En la entidad aún resaltan que del 1,3 millón de empleados industriales registrados en la Ansés, aún no ha habido una pérdida importante, pero aseguran que se está llegando a un límite. “Y son trabajos con salarios 25% por encima del promedio”, aducen.
Cóctel. El último dato de la UIA dice que la producción bajó 2,3% en promedio, con dos mundos diferenciados: saltó 102% la molienda de oleaginosa en enero, y se derrumbó 30% la producción de autos. Esta última consecuencia tiene como origen la crisis brasileña, la otra enorme inquietud de los hombres de negocios. Creen que el país vecino está entrando en una depresión, por lo que no comprará como antes bienes hechos de este lado, y sus fábricas, con un real devaluado, ya están empezando a reemplazar el mercado local por la exportación a estas tierras. Lo graficó ante Cabrera el pollero Héctor Motta, con competencia avícola en Entre Ríos.

Jairo Straccia