ECONOMIA HABLO EN CORDOBA

Para Nielsen, el ‘pago soberano’ condiciona al próximo gobierno

Por Ariel Bogdanov

El ex secretario de Finanzas aseguró que la flamante ley aleja la opción de volver a los mercados, una prioridad post kirchnerista.

Foto:Cedoc Perfil
Desde  Córdoba
El ex secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, cuestionó con dureza ayer la flamante ley de “pago soberano”, que da la opción a los acreedores de cambiar la jurisdicción de cobro, para eludir las restricciones impuestas por el fallo del juez Thomas Griesa en favor de fondos buitre. “Es una ley que nos deja a una distancia mucho mayor de los mercados de capitales. No soluciona ni en lo más mínimo el problema que se presenta con los tribunales, es más, lo complica” remarcó al hablar en el marco de la celebración del 37º aniversario de la Fundación Mediterránea, en Córdoba.
“Me prometí que nunca iba a volver a hablar sobre el tema de la deuda. No quería convertirme en la viuda de la reestructuración de la deuda 2005, pero los aspectos tan salvajes que se han producido me obligan a hacerlo. Jamás  imaginé que el tema volvería con las condiciones actuales” aseguró apenas subió al estrado. “El fallo del juez Griesa, es la punta del iceberg, pero hay 200 juicios más esperando. Ese es el problema que Argentina tiene que solucionar y cuando más tarde se haga, más complicado será. Esto no se soluciona entrando en desacato, eso sólo lo complica más”, amplió. El economista culminó su disertación destacando que la reinserción en el mundo tiene que ser “una prioridad para el próximo gobierno”. Aunque no lo admite públicamente, Nielsen trabaja en las sombras asesorando al gobernador y presidenciable, Daniel Scioli.
El encuentro tuvo la particularidad de reunir en la misma tarde a Nielsen, que habló temprano, con quien fuera su jefe en la negociación de la deuda, Roberto Lavagna.
Pero el ex ministro, que hoy trabaja con el diputado y precandidato Sergio Massa, se centró en una mirada menos técnica. Consideró que el país atraviesa un momento complicado con estanflación, ya que se ven signos de estancamiento y una aceleración de la inflación. “Lo que hoy nos está pasando empezó en 2007. Argentina toma datos del exterior de una manera totalmente pasiva, y eso termina mal. Es muy importante saber hacer una lectura profunda de lo que pasa a nivel mundial” subrayó. De cara al futuro el economista consideró que “Argentina tiene una fenomenal potencialidad. Hay una clara brecha entre el país que somos y el que podemos ser. Esa brecha se agrandó”, completó Lavagna, ante un auditorio de empresarios.

Redacción de Perfil.com


Temas: