ECONOMIA

París, un puente de oro

El nombre del ministro de Economía, Hernán Lorenzino, sonó en la semana como candidato a ocupar la embajada en Francia que dejó vacante el economista del Plan Fénix, Aldo Ferrer. Pero no habla francés y tiene un contendiente que sí tomó algunos cursos. Competiría por el título de ambassadeur con el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, quien habría manifestado su intención de irse a París. Con el nivel A2 del diploma de estudios en lengua francesa aprobado, Echegaray “ya es capaz de realizar tareas sencillas de la vida cotidiana”, según el Ministerio de Educación francés. El recaudador aprobó el nivel 1 en 2011, con 92,50 sobre 100, y el año pasado completó el nivel elemental al aprobar el examen con 93/100.



Redacción de Perfil.com