ECONOMIA CAMBIO DE AUTORIDADES Y CONFLICTO GREMIAL

Podrían faltar billetes y complicarse algunos pagos por el paro del BCRA

El nuevo titular, Alejandro Vanoli, habló ayer en una asamblea de trabajadores de la entidad. Dijo que recién estaba “tomando contacto con las problemáticas del banco”.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

“Les habla el legajo 4138 del BCRA”, dijo ayer Alejandro Vanoli durante su sorpresiva intervención en una asamblea de trabajadores del Central. Su primer desafío será destrabar un conflicto sindical que pone en riesgo la disponibilidad de billetes en el sistema bancario y podría afectar el pago de salarios a estatales.

Antes de hablar sobre los reclamos de los trabajadores, Vanoli dijo que estaba “muy feliz” por lo que describió como “el máximo honor para quien entró por concurso” a la entidad. “Estoy tomando contacto con la problemática del banco y se imaginan que con las problemáticas que hay, ayer tuve un día bastante ajetreado”, explicó. Y aclaró luego que el personal será “su prioridad”. Enfatizó que estaba abierto al dialogo y que esperaba una pronta resolución. “Les pido con afecto y de frente que nos demos un pequeño tiempo para estudiar los reclamos”, concluyó. Pese a su sentida intervención, la asamblea decidió continuar con el paro hasta el lunes.

El ex titular de la Comisión Nacional de Valores llegó a su nuevo trabajo con un paro de empleados en curso por el reclamo de un plus salarial que cada año reciben los trabajadores de la institución. Los ánimos están caldeados porque, indicaron los representantes sindicales, una semana antes de dejar el cargo, Juan Carlos Fábrega había alcanzado un compromiso verbal con la comisión interna y, el viernes pasado volvió sobre sus pasos retirando la oferta.

Los trabajadores del Central mantienen desde el lunes un paro total de actividades que impide el envío de billetes a bancos públicos y privados. “Está bloqueada la salida de camiones y la medida continuará durante el fin de semana”, explicó ayer a PERFIL el delegado general Ricardo Torres.

Fuentes bancarias advirtieron que algunas entidades podrían tener faltantes de billetes (en especial dólares) si se prolonga el conflicto gremial, aunque aclararon que “aún no hay problemas sistémicos y hay liquidez”. También puede verse afectado el pago a estatales en algunas provincias. Según indicaron empleados del Banco Provincia de Buenos Aires, la entidad pública bonaerense necesitaría un giro urgente de 1.200 millones de pesos para realizar actividades comerciales sin poner en riesgo el pago de haberes.

La comisión interna había  propuesto durante una asamblea realizada el jueves –en el mismo momento en que el presidente entraba a la entidad– un levantamiento de la medida de fuerza para negociar con el nuevo dueño de casa, pero la moción fue rechazada por la asamblea que decidió extender la medida y realizar una nueva asamblea el viernes.

El jueves por la tarde, Vanoli se reunió por primera vez con los representantes de la comisión interna. Les explicó que estaba dispuesto a buscar un acuerdo, pero también reconoció que el Gobierno no quiere crear un antecedente de reapertura de paritarias. Las partes acordaron
seguir conversando ayer por la mañana.

Pero en su segundo día de gestión Vanoli decidió dar un golpe de efecto. Pidió que se adelante la asamblea del viernes y, cerca de las 10.30, bajó de su despacho para presentarse ante más de mil empleados que concurrieron a la reunión. Allí, intentó apelar al sentimiento de los empleados. Pero ellos le respondieron con la continuidad de la medida.

El banco estatal cuenta con una tradición sindical fuerte. Su comisión está integrada por trabajadores con diversas afiliaciones políticas. Se oponen a la conducción gremial de Sergio Palazzo y desplazó en marzo de este año a una comisión afín a La Bancaria.



Aurelio Tomas