ECONOMIA ESPERAN UN SALTO DE ACCIONES Y BONOS

Por ahora, los mercados apuestan a un triunfo de Cambiemos en octubre

A pesar de la incertidumbre y los magros resultados económicos, el mundo bursátil piensa en un triunfo oficialista.

ALEGRIA. Los votantes de Macri sienten que la economía empieza a mejorar.
ALEGRIA. Los votantes de Macri sienten que la economía empieza a mejorar. Foto:Marcelo Escayola

Los inversores se preparan para enfrentar el resultado de las legislativas volcándose al dólar como estrategia defensiva, un clásico en el mercado local, mientras van delineando la estrategia para lo que será el día después de las urnas en la Bolsa.

Por ahora, el voto de confianza desde los mercados está puesto en el oficialismo: “Los precios de los bonos y acciones tienen incorporado un triunfo del PRO en la primera vuelta el 13 de agosto y el próximo 22 de octubre”, repiten los analistas a lo largo de la semana, aun cuando el mundo viene dando sorpresas variadas, desde el Brexit hasta Trump.

Lucas Lainez, director de Puente, señala: “Considerando la dirección que tomaron los mercados en el último tiempo, las encuestas que favorezcan al oficialismo serán positivas tanto para los bonos en dólares como en pesos, así como para las acciones y el peso”, por el contrario, “las encuestas que marquen el camino contrario tendrían el impacto inverso”.

Mariano Peretti, portfolio manager de Maxinver, coincidió sobre el escenario después de octubre: “Si gana el oficialismo creemos que habrá un escenario positivo. En bonos, los movimientos esperados marcarían una suba de tasa, manteniendo los rendimientos por encima de los 400 puntos sobre Estados Unidos”. Y agrega que un escenario de victoria de la oposición pueden dejar los bonos por debajo de ese nivel.

“Aunque todo dependerá de la magnitud de las diferencias, no vemos un escenario de fuertes caídas, ni siquiera en las acciones, donde es más difícil de predecir”, agregó el especialista de Maxinver.

Invertidos. Más allá de la dolarización que está en marcha, Juan Cruz Elizagaray, socio y Country Head de Compass Group, que administra fondos en mercados emergentes por US$ 4.000 millones y representa en la región a gigantes como Pimco o Blackstone, advirtió: “El que crea ahora que el Gobierno va a hacer una buena elección tiene que llegar ya invertido, porque va a haber una suba en acciones y bonos; todo el mercado tiene los ojos puestos en las elecciones”, y arriesgó: “La lectura es que si le va bien, Macri consolida el poder, habrá reformas estructurales, un mejor crecimiento y se empezará a creer que al Gobierno le quedan seis años y no dos”.

Las proyecciones de los analistas están en consonancia con la evolución del mercado, pese a que el ansiado repunte de la economía no llegó en la magnitud que se esperaba y la tasa de interés aún se encuentra elevada en 26,25%, el Merval creció 30% en lo que va del año. 

El macrismo ya cuenta con un historial de respaldo del mundo bursátil; desde que asumió el Gobierno en diciembre de 2015, el principal índice de acciones locales trepó un 75% hasta alcanzar cerca de 22 mil puntos esta semana, impulsado principalmente por las ganancias de empresas energéticas, petroleras y entidades financieras, entre otros.

Bancos, energéticas y constructores, ganadores

Durante el primer trimestre del año, bancos, energéticas y constructores capitanearon las ganancias de US$ 1.400 millones que totalizaron todas las empresas que cotizan en la Bolsa, y que fueron un 95% superiores a las de hace un año. Así lo reflejó el Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC) en su reporte de este tramo del año.

En total, hubo seis sectores (transporte de gas, distribución de gas, transporte de energía eléctrica, construcción, manufacturas de origen industrial y agricultura y ganadería) que habían reportado pérdidas entre enero y marzo del año pasado y revirtieron la situación en 2017. En tanto, todos los sectores que anotaron resultados negativos en los primeros tres meses de este año habían tenido idéntico desempeño en igual período del año pasado.
En el año, el Merval avanzó ya un 29%, luego de que en diciembre último cayera más del 3%, en reflejo de la apuesta futura.