ECONOMIA ULTIMOS RETOQUES AL PRESUPUESTO


Por el Tarifagate, prevén más déficit en 2017

.

ABRIR EL PARAGUAS. El jefe de Gabinete, en una reciente visita a una planta de Aysa. Afina el lápiz de las partidas del año electoral.
ABRIR EL PARAGUAS. El jefe de Gabinete, en una reciente visita a una planta de Aysa. Afina el lápiz de las partidas del año electoral.
Foto:PRESIDENCIA DE LA NACION
La Jefatura de Gabinete y el Ministerio de Hacienda se encuentran ultimando los detalles del proyecto de Presupuesto 2017, que será presentado el próximo jueves en el Congreso, donde se contempla una pauta de ahorro de subsidios más acotada a la prevista, por el freno a las tarifas.

Según explicaron en Hacienda, en el transcurso del último mes y medio hubo que ir modificando las proyecciones debido a la reacción en contra que generó el duro ajuste tarifario que se buscó implementar a principios de año.

“Hubo que modificar algunos números, especialmente por el lado del gasto corriente y de la pauta de déficit para el año que viene, lo cual hace que la mayor presión se traslade hacia 2018 y 2019”, afirmó el funcionario consultado por PERFIL.

En principio y de acuerdo a la información preliminar que circuló en Hacienda, se prevé un aumento del gasto público global del orden del 23% al devengado en el transcurso de este año.
El nudo central allí es que el ahorro en los subsidios va a ser menor al esperado. En 2016 se esperaba lograr un ahorro del 1,5% del Producto Bruto, pero en definitiva el mismo va a finalizar en un 0,9% del PBI.

Los subsidios totales en 2015 llegaron a 201 mil millones de pesos, este año se ubicaron en 214 mil millones de pesos y el próximo año el monto será mayor, pero más acotado porque se restringe el porcentaje de los mismos en las distintas áreas como energía, transporte y agua.

Para el próximo año se integra un ahorro en los subsidios en general del 0,6 al 0,7%, lo que llevó a modificar la pauta de déficit fiscal.

El desequilibrio previsto se ubica en el orden del 3,8%, contra un 3,3% que había sido mencionado por el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay. Sin dudas que un punto neurálgico del proyecto de Presupuesto para el próximo año son las elecciones, y por eso, se prevé un fuerte aumento del 20% en gastos de capital, lo que representa una suba en las partidas destinadas a la obra pública y un bajo nivel de aumento, aún no definido, en el gasto corriente de la administración pública.

Otro aspecto esencial será el prespuesto previsional. “Hay que considerar que habrá un fuerte impacto en el Presupuesto del sistema jubilatorio, por el aumento de dos veces al año fijado por ley y especialmente por la reparación histórica que se sancionó este año”, comentó otra fuente.

Luis Di Lorenzo