ECONOMIA QUE HACER CON EL DOLAR Y EL GASTO PUBLICO

Por la herencia, se acentúan los roces en los equipos económicos de los presidenciables

PERFIL COMPLETO

La herencia económica que dejará el kirchnerismo en cien días acentúa diferencias en los equipos económicos de los candidatos más votados en las primarias de agosto. Las restricciones a la compra de divisas y cómo resolver el atraso cambiario (los costos suben más que el tipo de cambio) causan temblores alrededor de Daniel Scioli y Mauricio Macri, que tratan de restar impacto electoral a la cuestión económica.
En el entorno de Scioli asoma por un lado el eje Reconquista-Bartolomé Mitre, las calles donde se encuentran el Banco Hipotecario, donde trabaja Mario Blejer, y la sede porteña que suele albergar a Silvina Batakis cuando viene de La Plata a la Capital Federal. Ambos, en consulta permanente con Rafael Perelmiter, el contador íntimo del ex motonauta, mantienen diferencias de estilo, y en parte de diagnóstico y medidas con Miguel Bein, el consultor estrella que opera en Working Ocampo, las modernas oficinas de Barrio Parque.
Hace unos días, Blejer se mostró a favor de endurecer la postura con los fondos buitre, cuando el equipo de Bein había sugerido pedir una quita. El ex jefe del Banco Central, además, se había manifestado a favor de separar el stock de deudas de dólares y levantar el cepo a los flujos nuevos, propuesta no avalada por el ex funcionario de la Alianza, que considera que podría provocar una corrida contra el peso. En su fuero íntimo, Bein entiende que Blejer no tiene números propios como él, que mira todo el tablero del Estado. “Daniel escucha a todos, y él decide”, resuelven cualquier discrepancia cerca del candidato.
En el macrismo, aunque el universo de técnicos que trabajan en medidas es más grande, las mayores tensiones surgen del estilo “y las libertades” que se atribuye Carlos Melconian, el reconocido consultor y economista, de trato personal con el jefe de Gobierno porteño y fuerte presencia en los medios. “Se corta solo y no lee los papers internos”, dicen en el equipo PRO, que ya incluye a Federico Sturzenegger, Luciano Laspina, Alfonso Prat-Gay, Hernán Lacunza, Miguel Braun y Rogelio Frigerio, este último con vocación política y aspiraciones internacionales. Frigerio, Lacunza y Braun, de hecho, irán a la próxima asamblea del Fondo Monetario Internacional en dos semanas en Nueva York.
“Melco”, como le dicen, suele referirse a recortar el gasto, y hasta habló hace un año en el Cicyp de “la fantasía” de la Anses, algo que desquicia al ala PRO que busca suavizar la noción de “cambio” atada al candidato.
Allí promueven la idea no de cortar las erogaciones, sino de “congelarlas”, para que con el crecimiento de la economía se vaya licuando el peso en el resto del presupuesto: “Como hicimos en la Ciudad”, grafican. En las últimas semanas, además, en el PRO le facturan al economista que “hace campaña” por el Ministerio de Economía y hasta ofrece cargos. El lo niega.

Jairo Straccia