ECONOMIA CANDIDATOS ELIGEN ENTRE EL SHOCK, CIEN DIAS O GRADUALISMO

Presentaron sus programas y la diferencia es qué harán con el dólar

Establecer mecanismos para el financiamiento blando para empresas y una estrategia de exportaciones basada en el valor agregado son grandes títulos donde hay consenso.

PERFIL COMPLETO

A menos de un mes de las elecciones presidenciales, los principales candidatos pusieron sobre la mesa las propuestas económicas que mantienen como principal contraste la posición frente al dólar –como conseguir divisas y con qué velocidad salir del cepo– mientras que coinciden en mantener la protección a la industria en un contexto internacional volátil y revisar el sistema impositivo.
Representantes de los equipos económicos de Mauricio Macri (Francisco Cabrera, ministro de Desarrollo Económico porteño), Daniel Scioli (Silvina Batakis, ministra de Economía bonaerense) y Sergio Massa (Marco Lavagna, candidato a diputado Nacional) debatieron esta semana en el marco de ProTextil, después de que los presidenciables anticiparan algunas de las medidas económicas que planean para sus eventuales gobiernos.

Cepo al dólar:  Para Batakis, el valor del peso frente a la divisa estadounidense, “no tiene que ser la única variable”. Los economistas del sciolismo estudian un plan “gradual” que puede incluir devaluaciones reguladas. “Hay que resolver la estructura asimétrica de rentas que compiten por sacar ventaja”, agregó.
Para evitar que se repita la devaluación de enero de 2014 y se traslade a precios, Lavagna señaló que se necesitan medidas que generen confianza para levantar gradualmente el cepo en cien días, como reordenar el Indec.
Para Cabrera, en tanto, es necesario levantar el cepo y unificar el mercado cambiario “con cierta celeridad”. El mercado acomodaría el dólar “por debajo del blue” actual, de $ 16. Para el equipo de Massa, el tipo de cambio de equilibro podría ser de $ 12. “Ningún país rifa sus reservas”, retrucó Batakis.

Crecimiento/industria: Para reactivar la industria, el sciolismo apunta a un “trabajo a escala” de la mano de aglomerados productivos con líneas de financiamiento blandas.
Según Lavagna, “la Argentina no va a poder competir por costos a nivel internacional”, por lo que se necesita agregar valor a las exportaciones y resolver el problema de “pérdida sistemática de la productividad”. También para Cabrera la estrategia es la de “innovación, calidad y diseño” para llegar a los mercados externos.

Impuestos: El lunes Massa prometió reducir en 30% la presión impositiva en cuatro años como uno de los puntos centrales de su eventual gestión, con la eliminación de la ganancia mínima presunta y una revisión gradual del impuesto al cheque. Para Batakis hay que modificar el impuesto a las ganancias con desgravaciones para quienes reinviertan utilidades.
“Lo primero que hay que atacar es el impuesto inflacionario”, sostuvo Cabrera, que también anticipó la posibilidad de generar desgravaciones para favorecer la inversión acelerada.  

Empleo: Para salir del estancamiento en la creación de puestos de trabajo, los candidatos coincidieron en promover el empleo joven y el blanqueo de trabajadores. Hoy un tercio se mantiene en la informalidad. La compensación de costos laborales para pequeñas empresas y casos de primeros empleos está, con matices, en las tres agendas.



P.V.