ECONOMIA INFORME DE NACIONES UNIDAS

Prevén crecimiento del 3% en 2018 pero advierten por el deterioro del empleo

La región crecería 2,1%. China y Trump son los riesgos globales. Esperan baja de inflación y de tasas.

Banco Central de la República Argentina
Banco Central de la República Argentina Foto:DyN

América latina vuelve a crecer en 2017 y 2018 después de años de contracción, según el último informe de perspectivas económicas de la Unctad, la división de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo. Para Argentina prevé una suba del PBI de 2,4% este año y 3% el próximo, en línea con la expectativa oficial. El país "emerge de la recesión" junto con Brasil.

En conjunto, la región crece 1,3% este año y 2,1% el próximo como parte de un "modesto ciclo de recuperación después de la caída de 2015 y 2016".

Entre los factores que explican la recuperación se ve un aumento de la demanda mundial, una suba en los precios internacionales de los commodities y una baja en la incertidumbre política, además de un relajamiento en la política monetaria por la baja de la inflación.​

Los límites para el crecimiento están en "el aumento del desempleo y la consolidación fiscal", además de una serie de riesgos como la desaceleración más aguda de lo esperada en China, las medidas proteccionistas por parte del Gobierno de Donald Trump en los Estados Unidos y la turbulencia financiera por la suba de tasas de la Reserva Federal estadounidense. 

En el intercambio de productos, la Argentina ya contabiliza una pérdida de U$S 1.200 millones en exportaciones de biodiesel por el lobby del sector privado, un reclamo que llegará a la Organización Mundial de Comercio (OMC) y del que se habla en la ministerial de Buenos Aires MC11.

Consumo. "El aumento de la tasa de desempleo en algunas partes de Sudamérica genera preocupación", señala el informe, que incluye en ese grupo a Argentina, Brasil y Colombia. En el caso local, la tasa de desempleo se ubica en 8,7% según el dato del segundo trimestre de 2017 después del 9,2% del primero y con más participación de monotributistas y empleo público. En Brasil llegó al 11,8%. "El mercado laboral en Sudamérica se deterioró considerablemente" sostiene la Unctad.

​Ese contexto más la inflación elevada y el crédito caro hicieron que el consumo se debilitara con bajas de hasta el 5%.

Sin el superciclo de commodities, la baja puso bajo presión a los presupuestos estatales, que respondieron con medidas para frenar el gasto y bajar el déficit. 

Las devaluaciones en la región mejoraron las perspectivas de las exportaciones. En la Argentina, en cambio, el sector privado sostiene que el tipo de cambio se siguió apreciando. Este año se movió un 10% mientras que la inflación ya lo duplica. 

Unctad pondera que con menor presión inflacionaria y condiciones más estables en los mercados, la política monetaria restrictiva estaría llegando a su fin a nivel regional y podría verse un relajamiento. ​Para Argentina ejemplifica con la baja del 38% de la tasa del 38% en abril de 2016 al 26,75% en noviembre de este año aunque después la volvió a subir. En Brasil la tasa es de 14%.

También marca el ajuste fiscal "gradual" para evitar presión en la demanda y pone como ejemplos a Argentina y Brasil "una política fiscal más creíble, con metas futuras, para generar confianza del sector de negocios y las inversiones" en medio de un contexto de altos niveles de deuda y reformas como la del sistema previsional en los dos principales países de la región.