ECONOMIA TEDDY KARAGOZIAN

“Producción trata de generar mejores condiciones, pero el Central las rompe”

El empresario textil, que pese a la crisis del sector mantiene buen diálogo con el Gobierno, apunta contra Sturzenegger, y advierte: "El blanqueo no promueve la generación de empleo".

Tasas. Para Karagozian, la suba de tasas genera inflación porque encarece el financiamiento.
Tasas. Para Karagozian, la suba de tasas genera inflación porque encarece el financiamiento. Foto:Cedoc Perfil

La conferencia de la Unión Industrial Argentina fue el marco para críticas a la política del Banco Central y apoyos a la triple reforma que lleva adelante el Gobierno. Sin embargo, también hubo cuestionamientos a la velocidad con la que se implementan las reformas. 

Para Teddy Karagozian, empresario textil, dueño de la hilandería TN Platex –que durante el kirchnerismo fue señalada como uno de los sectores protegidos y cuestionada por los textiles por ser una de las pocas proveedoras del mercado interno–, el problema es que el Gobierno optó por el gradualismo, lo que hace más lenta la baja del déficit fiscal y por lo tanto, de los impuestos que necesitarían eliminarse a la producción.

—El ajuste fiscal incluye puntos como la reforma de jubilaciones, con aumentos menores. ¿Eso no atenta contra el consumo?
—Al jubilado la plata no le alcanza porque el 50% de lo que gana lo paga en impuestos para sostener el gasto público. La reforma impositiva es la medida correcta en un tiempo incorrecto. El error conceptual es que la Argentina tiene déficit porque tiene estos impuestos. Uno de los problemas también es que no se gravan las propiedades sino la construcción. Los impuestos tienen que recaer sobre la riqueza, los stocks, y no sobre los flujos: el trabajo.

—¿La reforma laboral es acertada?
—Para generar empleo privado se piensa en un horizonte de cinco años, pero debería ser más rápido. La sociedad premió el gradualismo, pero es una decisión equivocada. Con una ayuda de $ 12 mil para los salarios, lo que generan es una ayuda al sector agrícola que genera poco empleo. Se necesita más empleo industrial, que además paga los mejores salarios. Y de servicios, que genera el mejor nivel de ingresos en servicios. La reforma está generando dificultades para las economías del Norte.

—Usted cerró una planta en Chaco. Si estas medidas se hubiesen presentado antes, ¿podría haberse evitado?
—Eso fue hace un año. El problema es que una vez que se destruye industria, es carísimo de recomponer. Hay que mantener y promover a la industria que existe sin que llegue a destruirse.

—El Gobierno estima que se van a blanquear unos 300 mil puestos de trabajo en el primer año. ¿Lo ve posible?
—El problema del blanqueo es que blanquea hacia atrás.Para bajar el gasto del Estado y el desempleo hay que generar 500 mil empleos por año. El blanqueo no promueve la generación de empleo. El empleo tiene que crecer entre 10 y 15% por año y con un crecimiento de 1,5% por año no alcanza.

—En la Conferencia de la UIA sus colegas marcan como principales problemas las altas tasas de interés, el dólar apreciado y la inflación. ¿Cuál es el más preocupante?
—La suba de tasas para contener la inflación es errónea. La inflación sube porque sube el costo del financiamiento y suben los precios. El tipo de cambio está atrasado. Lo dicen todos menos el Banco Central. Pero el problema es que la tasa de interés hoy la pone el colocador de Lebacs y depende de la cantidad de inversores. Volvimos a generar condicionamientos para el financiamiento por el nivel de vencimientos de Lebacs. El Ministerio de Producción trata de generar mejores condiciones para las empresas y el Central las rompe.


Recaudación “anti-negreo”
El Senado aprobó el proyecto de ley que modifica el cálculo de los aumentos de jubilaciones, pero no zanjó las críticas ni la cuestión de fondo: la sustentabilidad del sistema previsional y cómo asegurar los ingresos. 

En ese marco, Karagozian ofreció su propio esquema que incluye bajar aportes patronales pero compensarlos con un impuesto al consumo eléctrico.

“Las jubilaciones tienen que salir de un impuesto especial sobre algo que no se pueda negrear y que todos consuman. El problema es que la carga siempre recae sobre el trabajo registrado y eso genera que contratar a un trabajador sea caro. Así vuelve a aumentar el empleo en negro”, explicó.

“Se puede aplicar un impuesto de diez centavos por kilowatt de energía eléctrica consumida, que lo paguen las industrias y los consumidores. Y bajar los impuestos sobre el trabajo”, detalló. 

En medio de la Conferencia de la UIA, también consideró que “es una forma de ponerle un impuesto a los robots, algo que se está analizando por la destrucción de empleo que generan porque consumen energía eléctrica”.