ECONOMIA MARIANO ARRIETA, CREDIT SUISSE

“Recomiendo el Bonar 24; el corto plazo es positivo”

Foto:Cedoc Perfil
La Argentina se ha vuelto una vedette del mercado financiero global. Por un lado, con una batalla única con los fondos buitre en Nueva York. Por el otro, consiguiendo financiamiento a cerca del 9% que, junto con acuerdos con China y Rusia, le permiten oxigenar al menos transitoriamente las reservas del Banco Central. Todo mientras los estrategas de inversión alrededor del mundo apuestan por sus activos a la espera de un cambio de ciclo político desde el 10 de diciembre.
Mariano Arrieta es responsable de estrategias de inversión para América  Latina de Credit Suisse, uno de los principales bancos de inversión a escala mundial con sede en Zúrich, Suiza.  
—¿Por qué están subiendo los bonos argentinos?
—Pienso que los bonos suben porque hay una demanda genuina de los fondos y nadie quiere vender. Si bien todavía tienen margen para un recorrido, en caso de haber algún tipo de shock de cualquier tipo nos vamos a encontrar con un gran número de vendedores y una fuerte baja de los precios. Creemos que la situación del país todavía es delicada.
—¿Qué evaluación hace sobre la ultima emisión del Bonar 24 en cuanto a tasa y monto?
—No creo que sea una deuda costosa ni el momento malo. Hay muchos fondos que compraron a mediano plazo, entre ellos algunos norteamericanos que estaban orientados a deuda corporativa pero luego se dedicaron a la Argentina y tienen un alto grado de conocimiento de lo que pasa en el país.
—¿Recomienda a sus clientes este título?
—Sí, lo recomiendo, porque pienso que en el corto plazo el país va a estar bien, pero teniendo en cuenta que el potencial es limitado. De cara a los próximos meses, creo que sólo si hubiera alguna sorpresa como una fuerte caída de un candidato en las encuestas, se podría producir un ajuste. Por eso también pienso no sólo en cuándo comprar el bono, sino también en el momento de venta.
—¿Cuál es su visión sobre la macroeconomía?
—En los últimos meses la macroeconomía mucho no cambió por la falta de medidas de fondo y por el hecho de que las monedas de la región se siguen depreciando mientras que el peso no lo hace y eso tiene un impacto negativo en términos de actividad económica. Estimamos que el resultado fiscal para este año será de -5% como porcentaje del PBI, situación que suma nuevos desafíos para el próximo gobierno.
—¿Cuáles son las expectativas de los inversores en el exterior?
—De acuerdo con el diálogo que hemos mantenido con inversores, los mismos comparten la visión de que un nuevo gobierno tomará medidas, pero no veo que ninguno sea demasiado optimista. Hoy la Argentina está técnicamente en default, y si bien las calificadoras de riesgo le asignan notas en torno a CC o CCC, cuando se observa el comportamiento de los bonos en el mercado vemos que están cerca de una calificación más elevada, como B+ o BB-. Esto indica que las expectativas de cambio ya están siendo reflejadas por el mercado.
—¿Qué visión tiene sobre el cambio de gestión?
—Creo que muchos análisis están subestimando la capacidad que tiene esta gestión para mantener influencia en el poder. La presidenta Cristina Kirchner podría integrar el grupo de legisladores. De ser Daniel Scioli el ganador, me parece que va a responder al oficialismo pero con cierto grado de independencia.

Paola Quain


Temas: