ECONOMIA EMPUJAN CAMPO Y OBRAS

Rezagados: los sectores que otra vez apuestan al segundo semestre

Analistas prevén que la industria manufacturera y el consumo crezcan después de julio. Tarifas y elecciones, factores de riesgo.

Se aleja el objetivo oficial de 3,5% de crecimiento en 2017
Se aleja el objetivo oficial de 3,5% de crecimiento en 2017 Foto:Cedoc
Más allá de cómo impacten las elecciones, el suave rebote que está experimentando la economía todavía tiene sectores rezagados. Con fuerte empuje del campo y la construcción, así como también de algunos servicios, todavía hay rubros que esperan, como en 2016, un mayor salto para el segundo semestre. Se trata de ramas de la industria manufacturera y el comercio, que en definitiva esperan que se recupere el consumo.

Para Mariano Lamothe, Director de Mercados Verticales de Abeceb, “El salario real deja de perder así que si bien no vamos a ver grandes repuntes, tanto por esto como porque venimos de un piso de comparación especial en 2016, los sectores que estuvieron mal en la primera mitad de este año van a estar un poco mejor”.

Entre los sectores marcados por los analistas, se destacan textil y comercio como aquellos que durante la segunda mitad dependen que el factor consumo interno logre traccionar. “El problema actual para el rubro comercio es que, si bien hubo recuperaciones del salario real porque hay paritarias que están cerrando por arriba de la inflación, el consumo ahora tiene que enfrentarse con alternativas válidas de ahorro”, según Marina Dal Poggeto.

Cambio. La economista del Estudio Bein explica que frente a instrumentos de ahorro que por primera vez en años presentan retornos positivos respecto de la inflación, el consumo interno ya no es el gran destino del ingreso que supo ser cuando los aumentos de precios eran considerablemente mayores. Pero para  mucho del consumo –sobre todo de los ingresos medios a altos– las condiciones de atraso cambiario hacen más atractivo el consumo en el exterior. “También hay que tomar en cuenta que recién ahora a fines de la primera mitad estamos viendo el tramo final del efecto de los cambios que se vivieron en las estructuras de precios”, concluye Dal Poggeto.

En el frente textil, la problemática hacia adelante es mucho más estructural. “Tanto textil como comercio son sectores que vienen de años de estar protegidos de forma que distorsionaban la realidad global, y ahora se están ajustando a la nueva realidad”, explica Gabriel Zelpo, economista jefe de Elypsis.

Fichas. También hay una expectativa de que la minería “pueda revertir la caída gracias a acuerdos entre distintos actores y si bien la industria automotriz sufre por la mala performance de la región, los indicadores de mayores patentamientos podrían ser síntoma de una mejora relativa” de acuerdo a Guido Lorenzo, economista de ACM. Al analista también le preocupan sectores como el textil o la industria alimenticia (principalmente lácteos) los cuales parecen ser los perdedores del 2017.

A grandes rasgos, el hecho de que todavía no hayan entrado en efecto los aumentos tarifarios en transporte y en energía es algo que preocupa para las proyecciones de la segunda mitad.

Balance. En la primera mitad del año se sostuvieron los ganadores del 2016 en el agro y la construcción, con un leve retroceso en la intermediación financiera. Según datos del índice IGA de Orlando Ferreres y Asociados, el sector agropecuario creció 7,5% en mayo respecto del mismo mes del año pasado, mientras que la construcción creció 6,4%. Por otro lado, el mismo índice muestra una caída de 2,4% interanual para la rama financiera.

En ACM, el análisis del primer trimestre refleja un sector minero golpeado para el cual tienen expectativas de repunte. Pero el foco preocupante es en la industria manufacturera donde las pérdidas experimentadas durante 2016 (-5,6%) se mantendrían en el primer trimestre de este año (-2,2%).