ECONOMIA EL NACION NO ACOMPAÑA EL PROYECTO


Roces por el plan de créditos indexados

El titular del mayor banco público, Carlos Melconian, no cree que funcione el programa de Sturzenegger por el contexto de alta inflación. Prepara sus propias líneas para viviendas.

PERFIL COMPLETO

Dos pesos pesados del sistema financiero y el equipo económico de Cambiemos quedaron enfrentados esta semana tras el anuncio del Banco Central de créditos hipotecarios indexados. Se trata de la primera medida que hace visible las diferencias entre su presidente, Federico Sturzenegger, y el del Banco de la Nación Argentina, Carlos Melconian, que no suscribirá esta línea presentada por la autoridad monetaria, porque trabaja en su propio proyecto con una cuota menor.
Melconian, que supo ser uno de los principales candidatos al Ministerio de Economía (hoy de Hacienda y Finanzas), no acompañará a Galicia, Macro, Santander, Hipotecario, Banco Provincia de Buenos Aires y Banco Ciudad, ni a los que trabajan para sumarse, como el BBVA y el ICBC.
Fiel a su estilo, el ex director de la consultora M&S afinará el lápiz con propuestas sobre algunos temas legales como los artículos que deberían modificarse de la ley de convertibilidad referidos a la indexación. Al igual que en los principales bancos, incluso en algunos que apoyan la medida, Melconian no cree que pueda funcionar un plan de créditos indexados en un contexto de alta inflación. La pregunta, además, es si cree en el plan antiinflacionario de la dupla Sturzenegger-Alfonso Prat-Gay.
Otros banqueros señalan que más alla de las diferencias por los créditos, existe detrás una diferencia sobre el nivel de ajuste necesario en la economía, y le otorgan a Melconian la posición más dura.
Sturzenegger generó la molestia también de Julio Cobos, que venía trabajando en otro proyecto similar y se sintió marginado. Por eso buscó calmarlo a través de una mención en Twitter. Una de las diferencias planteadas por el senador es que prefiere el índice de construcción en lugar del CER, que fue recién modificado por el Gobierno.

Paritarias. Otro punto en el que Melconian y Sturzenegger se encuentran en veredas diferentes es en la paritaria de los trabajadores bancarios. Hay un principio de entendimiento entre la Asociación Bancaria que conduce Sergio Palazzo y los banqueros privados argentinos nucleados en Adeba, de un aumento del 29% con algún adicional de entre 2 y 4 puntos más, que tendría el aval del ministro de Trabajo, Jorge Triaca.
Pero hasta ahora no se pudo firmar dado que los sindicalistas lo ataron a que parte de los 43 despedidos que hubo en el Central sean reincorporados. “Pero Sturzenegger no quiere saber nada, dice que se banca si hace falta el paro nacional, y está convencido de que puede ganarles a los gremios bancarios como lo hizo en el Ciudad”, relató un operador del sector.
Melconian, por su parte, se viene moviendo desde principios de año como un interlocutor válido para los gremialistas, al punto incluso de que algunas versiones lo acercaran a ser en un futuro titular de la propia Adeba (para lo cual debería sumar al Nación a ese sello que ya cobija al Ciudad y al Provincia). Por ahora, sin embargo, no pasa de versiones y el economista también tiende puentes con la banca internacional, que todavía no se convence de los números de la discusión salarial.



Paola Quain / Jairo Straccia