ECONOMIA EL FUTURO DE UNA FIRMA EMBLEMATICA

Sancor: entre la crisis sectorial y la culpa de Chávez

Tras el cierre de cuatro plantas, Sancor busca socios y financistas. Para la Rural, tendría que haber un acuerdo global para los lácteos. El Gobierno culpó a Venezuela por una deuda, pero Caracas dice que está al día.

Luis Miguel Etchevehere
“Se necesita un acuerdo como el de Vaca Muerta para la lechería”
El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) analizó el caso Sancor durante su paso por un foro que organizó The Economist el miércoles. Consideró que las “malas decisiones administrativas y el abuso de los gremios y la cadena comercial llevaron a la crisis de la cooperativa.
—Uno de los emblemas de la agroindustria argentina es Sancor, una empresa láctea que hoy recurre al cierre de fábricas. ¿Cómo evalúa este caso??
—Hay que ver qué política tuvo esa cooperativa en los últimos años, si se manejaron bien, si administraron bien la empresa. Sabemos que nunca tuvieron vocación de exportar. De la mano de malas decisiones tomadas se perjudican cadenas enteras. Es lamentable que se pierdan puestos de trabajo, es lamentable que se cierren fábricas, pero entendemos que, sobre todo para la lechería, habría que hacer un acuerdo similar al de Vaca Muerta, donde estén sentados los productores, la industria, el comercio y los gremios para ver cómo poner en marcha esta actividad, a la que tanta pérdida se le ha causado.
—¿Es condición para recuperar los puestos de trabajo?
—Para que exprese su potencial, porque por malas decisiones empresariales, posiciones dominantes en el comercio y abusos por el lado del gremio se ajusta para el lado del productor y el consumidor. Para nosotros, el tema está en el medio.
—¿Por el precio de venta y las subas de paritarias?
—Es una industria que no está preparada para secar, que paga la leche de verano en relación con la leche de invierno, que no tiene vocación exportadora, que es ineficiente en muchos casos en empresas que están sobredimensionadas, y el comercio remarca entre 200% y 300%. La industria está en crisis, no sólo Sancor. Pero hasta ahora no hemos logrado sentar ni al comercio ni al gremio en una mesa donde encontremos soluciones.
—¿De cuánto es la remarcación en el resto de la cadena de alimentos?
—En este caso llega al 300%, pero en otros sectores hay que ser específico cadena por cadena. Donde hay más transparencia hay menos riesgo de posiciones dominantes. Por eso defendemos tanto los mercados, por que hay competencia y se pueden evitar abusos.
—Se remarca el crecimiento del campo, pero ¿es homogéneo?
—El campo arrancó hace un año, cuando se anunció la eliminación de las retenciones, la unificación del tipo de cambio. Disminuyó la soja en beneficio de la rotación de cultivos. Se empezaron a retener vientres y hubo cosecha de trigo récord. A fines del año pasado, y a medida que vayamos ganando competitividad, el campo tiene mucho más para dar. Estamos viendo la conjunción del campo con la industria. Argentina es conocida por los alimentos y es muy eficiente. A medida que vayamos ganando competitividad nos podemos ir convirtiendo en el supermercado del mundo.
—Ustedes, por supuesto, se asustaban.
—La preocupación existía, porque es un país que “no existe”, no tiene gobierno, son señores dee gobierno, son de la guerra, muy ce gobierc la, una cosa muy compleja. En una conversación que tuve con el
—¿Cuántos años tiene Pilar? Y casi adivino la respuesta porque es una chica de mucho coraje personal.
—Cumplió veintiséis años en noviembre. . Todo esto que yo que ella nos transmitía vía email.—¿Cuántos años tiene Pilar? Y casi adivino la respuesta porque es una chica de mucho coraje personal.
—Cumplió veintiséis años en noto, son cosas que ella nos transmitía vía email.
—¿Cuántos años tiene Pilar? Y casi adivino la respuesta porque es una chica de mucho coraje personal.
—Cumplió veintiséis años en noviembre. . Todo esto que yo le veinesto que yo le cuento, son cosas que ella nos transmitía vía email.
—¿Cuántos años tiene Pilar? Y casi adivino la
—Cumplió veintiséis años en noviembre. . Todo esto que 2.500

Carlos Martinez Mendoza
“Venezuela está pagando; se deben sólo US$ 32 millones”
El embajador de Venezuela en la Argentina aseguró que la deuda con Sancor es de “sólo US$ 32 millones”, unos $ 500 millones, que es la mitad de lo que acusó el gobierno de Mauricio Macri. Negó que se hayan pagado sobreprecios por la leche en polvo y aseguró que seguirán comprando.
—¿Existe una deuda de $ 1.000 millones como aseguran desde el Gobierno argentino?
—En 12 años hemos venido comprando a Sancor leche en polvo. Y Venezuela ha venido cumpliendo religiosamente los compromisos. A medida que entregan se va pagando. Llevo esos números. A hoy, por las entregas de enero y febrero, Venezuela está debiendo US$ 32 millones, de los cuales esta semana están por cobrar US$ 12 millones. Eso es el promedio que se comercializa cada dos meses, son aproximadamente unos U$S 40 millones.
—¿Los envíos son parte del repago de los créditos que otorgó Venezuela?
—En 2006, Venezuela le concedió un crédito de US$ 85 millones para que reestructurara la deuda. A mí me tocó venir a negociar en ese momento por instrucción del presidente Hugo Chávez. Ese crédito ya se pagó y motivó créditos a corto plazo de US$ 20 millones y de 15 millones que la cooperativa Sancor ha honrado. En diciembre se pagaron unos US$ 70 millones a Sancor. Se pagó por completo. Venezuela ha sido un factor de estabilidad para sobrellevar los problemas del sector.
—¿Hubo sobreprecios en el pago de leche en polvo?
—Eso es totalmente falso. Hubo circunstancias en que la cultura de consumo de leche en polvo y en términos de lo que es normativa de leche en polvo hubo que enriquecerla. La leche tiene que venir enriquecida con vitaminas y eso genera un plus de precio en relación con el precio común de la leche en polvo. Siempre hay una deuda, porque son entregas parciales. Es un tema financiero.
—¿Qué plazos de pago manejan?
—No tengo conocimiento de los contratos. Pero incluso Venezuela ha sido proclive a adelantar algunos pagos para que Sancor se asegurara la materia prima en los cambios de ciclo.
—¿Los pedidos para este año se van a mantener?
—Nosotros entendemos la situación, seguimos confiando en Sancor. Es uno de nuestros proveedores, hay contratos firmados y se irá viendo según la disponibilidad de la cooperativa. Es normal que haya retrasos en la entrega o en el pago, eso pasa en el comercio.
—¿Están pensando en presentar una queja por las declaraciones del Gobierno?
—No, lo importante es aclarar. Esto es una relación comercial entre un ente cooperativo y el Gobierno; si no, vamos a caer en la politización del tema. Los números no condicen con la realidad.