ECONOMIA SE CORTA LA CADENA DE PAGOS

Santa Cruz, a la cabeza de los distritos más atrasados en los pagos a proveedores

La situación financiera de las provincias da claros signos de ahogo: el freno en la actividad económica resiente los ingresos de las administraciones que a su vez no consiguen pagar sus obligaciones en tiempo y forma, según evidencian reportes privados. Y hay casos llamativos, como Santa Cruz, que pese a que es la provincia que detrás de Buenos Aires recibe más fondos de la Nación, según un informe de la Auditoría General de la Nación (AGN), es al mismo tiempo, la que más demora en pagarle a sus proveedores.
Entre 2003 y 2012, la provincia sureña que hoy está bajo el mando de Daniel Peralta, recibió transferencias discrecionales por más de $ 9 mil millones. Sin embargo, en la actualidad presenta el mayor retraso de todo el país para el pago a proveedores con un atraso de 10 meses, según un informe de Evaluecon, al que accedió en exclusiva PERFIL.

“La casi imposibilidad de que las provincias encuentren financiamiento tanto externo como interno, hizo que comenzaran a financiarse con proveedores y con los propios municipios atrasando envío de coparticipación”, explica José Vargas, director de la consultora y agrega que la mayoría de las gobernaciones siempre reconocía una pequeña demora de 60 días en el pago a proveedores, que ahora se extiende como una vía para paliar la falta de auxilio fiscal y crédito externo, cerrado por el irresuelto litigio con los fondos buitre. La lista de mayores deudores se completa con Córdoba (9 meses), Mendoza (8), Chaco (8) Catamarca (7), Tucumán (7), Buenos Aires (6).
De acuerdo con el equipo de Evaluecon, la situación se agravó desde el año pasado, cuando se observaba un atraso promedio de 90 días. En la actualidad, sólo las diez provincias en una situación más apremiante acumulan $ 10 mil millones en financiamiento vía proveedores. “Estamos hablando de financiamiento muy barato porque no ajusta por inflación”, subrayó Vargas.

A lo largo de 2014, la cantidad de meses de atraso en los pagos fue aumentando y no sorprendería que en el caso de las administraciones más comprometidas se llegue a los 12 meses.
Entre los sectores más perjudicados, se encuentran los proveedores de insumos hospitalarios, medicamentos, transporte contratado, medios de comunicación, insumos escolares y una larga lista de servicios tercerizados.
De acuerdo con los especialistas, algunas provincias están intentando reducir su deuda con proveedores con la emisión de bonos provinciales, “pero sigue siendo transacción del tipo: instrumento financiero por instrumento financiero. De esta forma sólo se patea el problema para adelante”, concluyó Evualecon.



Paola Quain