ECONOMIA AGRICULTURA MENOS COMPETITIVA

Se reduce el nivel de adopción de alta tecnología

Un relevamiento de la Bolsa de Cereales indica que la incorporación de avances de la ciencia a la producción pasó de 47% en la campaña 2010/11 al 37% en la 2012/13.

PERFIL COMPLETO

El Departamento de Estimaciones y Proyecciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales dio a conocer los resultados del Relevamiento de Tecnología Agrícola Aplicada (ReTAA).

El objetivo del trabajo es identificar a nivel regional el uso de insumos y los distintos planteos productivos realizados en los principales cultivos de grano en la Argentina, estableciendo tres niveles de adopción tecnológica (alto, medio y bajo) por cultivo para las distintas zonas del país.
En la presentación, se exhibieron las nuevas estimaciones obtenidas para la campaña 2012/13, así como la comparación respecto de los datos del ciclo 2010/11. Se evaluó la aplicación de fertilizantes y agroquímicos en Argentina, distribución del nivel tecnológico por cultivo, materiales de siembra y evolución de la siembra directa, entre otros datos.

Entre los principales resultados del ReTAA, se observa que disminuyó la aplicación de tecnología de nivel alto en Argentina para los seis cultivos principales de grano, pasando del 47% en la campaña 2010/11, al 37% en la campaña 2012/13, con un traslado mayormente hacia el segmento de nivel tecnológico medio, el cual alcanzó el 50%, y en menor medida hacia el nivel bajo, representado por el 13% restante.

A la vez, la siembra directa cayó entre campañas del 94% al 92% para los seis cultivos relevados, alcanzando el área sembrada bajo este sistema a poco más de 29 millones de hectáreas en Argentina.

Metodología. El relevamiento de tecnología agrícola aplicada de la Bolsa de Cereales es un proyecto que comenzó hace cuatro años con el objetivo incial de medir las aplicaciones de la campaña. En este caso, se evaluaron los perfiles de tecnología de seis cultivos en 17 zonas del país en las regiones con 62 variables agrícolas, caracterizando el manejo y la aplicación de insumos. Según el ingeniero Juan Martín Brihet, del Departamento de Investigaciones y Proyecciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales, “el trabajo previo que se hace en la encuesta es lo más importante porque se estandarizan las variables para cada planteo en cada nivel de tecnología. Los planteos incluyen desde materiales de siembra y destino de la distribución de siembra hasta la parte de fertilizantes y fitosanitarios, en los rubros de herbicidas, insecticidas, fungicidas y tratamiento de semillas. La encuesta se realiza entre los asesores de la parte productiva de los establecimientos. Tenemos dos campañas relevadas, 2010/11 y 2012/13, y la idea es repetir este trabajo cada dos años”.

 

Una cuestión de costos

Con respecto a la caída en la adopción de alta tecnología, Juan Martín Brihet comentó que “para ver qué afectó en cada zona, existen muchas cuestiones productivas, de costos y clima, que son los factores con más incidencia a la hora de tomar una decisión. La adopción de tecnología, dicho en boca de los productores, está asociada con los costos, y vemos que cultivos como el girasol han pasado a planteos más defensivos con tecnología media”.

En los próximos dos meses se publicarán los resultados de este estudio, con un análisis cualitativo de los mismos. Estarán disponibles en la página web de la Bolsa de Cereales en formato PDF y Excel, con el objetivo de que esa información pueda ser utilizada en facultades de Agronomía como empresas o sectores de la producción.

Según los encargados de realizar el relevamiento para la Bolsa de Cereales, el objetivo del mismo no sólo es generar la información sino definir por qué, cómo y cuándo está pasando. Es decir que se puede determinar qué insumos se utilizan en cada zona del país con la idea de que el usuario pueda utilizar dicha información para futuros análisis, como la determinación y diferenciación puntual de costos productivos de distintas zonas, entre otros aspectos.

Brihet comentó que el trabajo “es público y gratuito, de manera que todo el mundo pueda utilizarlo como quiera en sus análisis”. Cada zona del país tiene una tipificación propia de las tecnologías que se aplican, ya que no es lo mismo comparar soja en el NOA que en la zona núcleo, ya que en la primera el uso de agroquímicos es mucho más preponderante”.



Luis Machado