ECONOMIA LA TRADICIONAL MEDICION DE THE ECONOMIST

Según el índice Big Mac, mejoró la competitividad tras la devaluación

El índice ‘Big Mac’ que elabora The Economist registró la devaluación del peso y consideró que la hamburguesa está 51,5% más barata (subvaluada) con respecto a su par en los Estados Unidos.
En la última medición, el sándwich tiene un costo en la Argentina de US$ 2,39, medido según un tipo de cambio de 13,81 pesos por dólar. Seis meses atrás, con un precio de $ 28 y un dólar de 9,13, el mismo producto valía US$ 3,07; 35,9% más barato que en EE.UU.
La revista económica mide un bien que se elabora de la misma forma en distintos países y que en la teoría tiene un valor equiparable y, por lo tanto, puede mostrar distorsiones cambiarias.
La hamburguesa hoy cuesta $ 33, mientras que sus pares, como la McNífica, se consiguen a $ 75. Si se estimaba el ‘Big Mac’ en un precio cercano al de sus pares, dejaría un valor de US$ 5, en línea con los US$ 4,93 que cuesta en los Estados Unidos.  
Este producto ícono de la cadena de comida rápida pasó a formar parte de los “acuerdos de precios” de Guillermo Moreno en 2010, cuando intentó desactivar el reflejo del aumento de la inflación y pérdida de competitividad que se evidenciaba en el índice de The Economist. En ese momento, el precio cayó de $ 11,50 a $ 7, un descenso forzado que después se reacomodó en $ 14.
Hoy, mientras Moreno se pasea por programas de televisión justificando sus medidas, el Big Mac se mantiene dentro de los “pequeños grandes precios” de la cadena. La promoción actual vence a fines de febrero, aunque los voceros de McDonald’s aseguraron que “el precio del Big Mac no se va a cambiar”. Con precios populares, el sándwich es de los más vendidos de la cadena. Sobre las distorsiones que puede generar para el índice de The Economist, desde la empresa aseguraron que “también en otros países se realizan promociones” que incluyen a la hamburguesa de dos pisos.
Tras la devaluación del yuan del último año, The Economist sostiene en base al índice que la moneda de China también está un 46% subvaluada. Además en Brasil, devaluación mediante, el precio del Big Mac cayó a US$ 3,35.



Patricia Valli