ECONOMIA BAJO 27,5% EN TERMINOS REALES


Sin pagos a la obra pública, hubo una fuerte reducción del déficit

El Gobierno achicó “más rápido de lo que esperaba” el rojo en las cuentas públicas, pero cambiará la tendencia desde este mes.

PERFIL COMPLETO

Las cuentas públicas registraron un déficit de $ 62.402,7 millones, lo que implica una baja de 2,7%respecto al que se registró en el mismo período del año pasado, como consecuencia de la baja de subsidios en servicios, suba de tarifas y demora en obra pública, según informó hoy el Ministerio de Economía.
En tanto, el resultado financiero mostró un desequilibrio de 51.640,9 millones de pesos, que representa una reducción de 36% en la comparación interanual enero/abril. “El déficit se está achicando a un ritmo más rápido que lo previsto pero no pensamos modificar la meta”, afirmó Vladimir Werning, jefe de Gabinete de la secretaría de Política Económica, en diálogo con periodistas acreditados en el Palacio de Hacienda.
“En estos primeros cuatro meses estamos dentro de los parámetros que nos fijamos. Y eso también es importante porque la política fiscal va a ayudar a reducir la inflación”, enfatizó el funcionario.
El funcionario explicó que “si bien en términos nominales la baja fue de 2,7% si hacemos el análisis a precios constante la caída es de 27,5%”.
Werning agregó que para diagramar la serie a precios constantes se deflactaron las cifras por la inflación promedio calculada por la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de San Luis. “Lo que sucedió en este período es importante porque cuando proyectamos un déficit de 4,8% del PBI estamos calculando implícitamente una mejora de 12% en términos
reales”, añadió.
Luego insistió en que “si en el primer cuatrimestre estamos viendo una mejora de 27,4%, estamos satisfechos porque la convergencia es consistente con la
meta anual”.
Werning reconoció que entre enero y abril hubo una baja de 6,6% en los gastos de capital producto de la imposibilidad de ejecutar erogaciones, especialmente de obra pública, por la falta de un presupuesto acorde y la documentación necesaria.
En ese sentido, afirmó que “es muy probable que desde mayo, y a partir de la normalización de la situación financiera que se produjo en abril, se verá un aumento sostenido en los gastos de capital”.
El funcionario agregó que si bien el nivel de gasto se redujo muy por encima de lo proyectado no hay en estudio una revisión de la pauta de déficit fiscal para el año que la ratificó en el 4,8%.
Esta situación se explica en parte porque en el primer cuatrimestre los ingresos tuvieron un crecimiento del 29%, mientras que los gastos aumentaron al 24%. Cabe recordar que bajo los lineamientos de la nueva administración en los cálculos de ingresos se excluyen los aportes de utilidades del BCRA y del FGS de Anses.

R.P.