ECONOMIA PREMIOS FORTUNA 2014

Sobreviviendo en tiempos complicados

La Presidenta tiene todavía varios meses para cambiar una escena adversa para los empresarios.

PERFIL COMPLETO

Foto:Télam

Este número de la revista FORTUNA está dedicado a la décima edición de los Premios a las Mejores y Mayores Empresas, que se realizó el lunes 1° de septiembre en el Recinto Principal de la Bolsa de Comercio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los Premios Fortuna 2014 encuentran al país en uno de esos momentos en que el gobierno de turno parece haber dado al país todo lo bueno que tenía y languidece en una retórica vacía, que no logra comprender la situación ni, lógicamente, solucionar los viejos y nuevos desafíos.

La presidenta Cristina Kirchner se esfuerza y habla seguido, pero sus palabras ya no seducen como antes; por ejemplo, no logran despertar la credibilidad de los inversores.

Por el contrario, el discurso oficial, fiel a su naturaleza, pierde demasiado tiempo en buscar enemigos donde no los hay y en culpar a distintos actores en un esfuerzo ineficaz por colocar la responsabilidad de los hechos fuera de su propio campo de acción.

La situación es complicada: empresarios dispuestos a producir, a generar puestos de trabajos y a pagar impuestos no pueden hacerlo porque el Gobierno no los autoriza a importar los bienes que necesitan y que no se fabrican en el país.

Es el caso, por ejemplo, de una compañía que tiene parada la importación de bienes y que podría dar trabajo a cien jóvenes en cada uno de sus locales, que, además, ya están alquilados. Estos empresarios no logran ni siquiera ser atendidos por ningún funcionario de la secretaría de Comercio Interior.

La razón es que el Gobierno se quedó sin dólares. Pero, ¿luego de una década que, según la propaganda oficial, ha sido ganada? ¿Un Gobierno que se benefició como pocos en nuestra historia del boom del precio de su principal producto de exportación, la soja, y de la abundancia de dólares en todo el mundo?

La situación está bien explicada en la entrevista a Flavio Faria, Director Superintendente de Odebrecht, la empresa que ganó el Fortuna de Oro a la mejor compañía. La idea central de la entrevista es que Odebrecht, y todas las empresas, en general, están sobreviviendo, adaptándose lo mejor que pueden a esta situación.

Pero esto no puede ser nuestro futuro; debe ser algo circunstancial, pasajero.

La sobrevivencia tiene un costado positivo: promete la vida, el desarrollo, el crecimiento. Implica, claro, un esfuerzo y un costo, que dependerá de la habilidad del Gobierno; la Presidenta tiene todavía varios meses para cambiar la escena.



Ceferino Reato