ECONOMIA DE BOMBARDIER A SIEMENS

Sondean a gigantes mundiales para una megacompra de 1.500 vagones

El Ministerio de Transporte prepara “una de las mayores licitaciones públicas del mundo”. Buscan ofertas que incluyan el financiamiento.

Desde Leipzig, Alemania
Entre la gira asiática y las participaciones en foros europeos, además de la visita de la canciller alemana Angela Merkel a la Argentina, el Gobierno busca asegurar inversiones en infraestructura que además vengan acompañadas por financiamiento.

Esta semana, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, visitó Alemania para participar del Foro Internacional de Transporte de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) en Leipzig, donde PERFIL asistió invitado por la organización. Allí mantuvo reuniones con los representantes de Siemens y Bombardier, en un ámbito que estuvo ajeno a las discusiones del Lava Jato y más ocupado en cuestiones como movilidad urbana, automatización y legislación para los servicios basados en aplicaciones como Uber y Lyft y los autos compartidos.

El objetivo de Dietrich es generar la mayor cantidad de ofertas del sector privado porque en unas tres semanas se publicará la licitación para “la compra de trenes más grande que ha hecho alguna vez Argentina”, según la definió. Se trata de 1.500 vagones, una licitación del orden de US$ 2 mil millones y que también incluye el mantenimiento, por lo que ese monto terminará siendo más alto. “Es una de las compras públicas más grandes en el mundo en este momento”, agregó Dietrich. “Están interesados Bombardier, Siemens, Alstom, empresas chinas, japonesas, CAF de España, alguna empresa coreana”. Durante la gira asiática también se reunieron con representantes de los principales fabricantes de trenes de Japón, marcas como Hitachi, Mitsubishi, Kawasaki o Toshiba, más relacionadas en la Argentina con electrodomésticos y motos pero que en Japón abarcan casi todas las áreas de producción vinculadas a la tecnología.

“Esta es la segunda licitación donde se pide también el financiamiento. La primera fue la de la Red de Expresos Regionales (RER) que se presentó la semana pasada. Los 1.500 vagones se destinarán a las líneas de transporte metropolitano. “Son para todas salvo el Roca en principio, que tiene los vagones chinos. Son los trenes que vamos a necesitar para la RER porque se necesitan trenes más largos y más frecuencias. Con la inversión de un subte, la Ciudad termina teniendo hasta 200 km de sistema guiado ferroviario”, detalló el funcionario.

Interesados. Uno de los potenciales proveedores, Laurent Troger, presidente de Bombardier Transportation, aseguró a PERFIL que su empresa “está en condiciones de competir en todo el sector ferroviario, lo que tienen que hacer es decirnos qué es lo que quieren hacer”. De eso se trataron las reuniones de esta semana.

Tanto en las ofertas por el RER como por los vagones, el resultado lo definirá el precio, el costo de mantenimiento a treinta años y el nuevo componente: las condiciones de financiación. “Pedimos que financien a diez años y hay muchos interesados”, remarcó Dietrich.

En el caso de la licitación de vagones, la primera entrega está prevista a partir de los próximos dos años. “La primera parte son vagones chinos que ya estaban comprados y se busca un segundo proveedor. La idea es que entre uno o dos más”, añadió.

La corrupción, ausente
Pese a que el foro de la OCDE apuntaba a la “gobernanza”, un concepto que vincula políticas públicas e institucionalidad, la corrupción no fue un tema. El escándalo del Lava Jato parece ajeno, aunque ahora también amenaza la concesión de obras en España y Portugal. En voz baja, se ensayaron algunas explicaciones: la presidencia del foro la tuvo México y su secretario de Transporte y Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, por haber favorecido supuestamente a la constructora española OHL en concesiones de autopistas a cambio de financiamiento para la campaña, que, como ahora en el caso del presidente brasileño Michel Temer y Odebrecht en el Lava Jato, incluye escuchas telefónicas.
El secretario general del ITF-OCDE, el portugués José Viegas, aseguró que el tema no formó parte de las reuniones cerradas de ministros y consideró que el caso de Odebrecht es puntual, aunque reconoció que existe un riesgo para la región.
Para Dietrich, la Argentina no está alcanzada –en la nueva gestión– por estos casos. “Japón quiere participar de alguna forma en el proceso argentino y lo que saben es que hoy es transparente. Una japonesa no compite donde hay sobornos”.