ECONOMIA SE JUEGA LAS METAS DE INFLACION

Sturzenegger marca la cancha de sindicatos y empresas para 2017

.

PERFIL COMPLETO

OIDO. Acaparó la atención.
OIDO. Acaparó la atención. Foto:PRENSA IDEA
Desde Mar del Plata
En su exposición en el Coloquio de IDEA, el presidente del Banco Central aprovechó el auditorio de 900 empresarios para bajar línea en la puja distributiva. Léase, a sindicatos y empresas. Es que el año que viene se juega la credibilidad de su gestión con su apuesta a romper la inercia inflacionaria de diez años en veintipico (salvo devaluaciones y crisis externas). Apunta a entre 12 y 17% en el costo de vida.

“Sé que muchos de ustedes piensan que es muy difícil alcanzar el objetivo de inflación si la negociación salarial no está encuadrada dentro del rango de la meta, pero no es tan así”, dijo. Y explicó  ante todo que es clave tener en cuenta que la inflación está en un proceso de baja. “Si la inflación cae, que es el contexto que está transitando actualmente la Argentina, para mantener el salario real promedio constante, el aumento paritario debe entonces ser menor a la inflación pasada”, dijo Sturzenegger, que igualmente aclaró: “Ese número dependerá del momento del año en que se hace la negociación y el cambio de salario real que se pretende en promedio para dicho acuerdo”.

El presidente Mauricio Macri avala la política de tasas altas y reducción de la emisión que viene encabezando el Central, aún en disidencia con el Ministerio de Hacienda que encabeza Alfonso Prat-Gay. Tras la devaluación, el costo de vida bajó a  1,3% en septiembre según el dato de la oficina de estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires, que arroja 32,8% acumulada en el año y 43% desde septiembre pasado. Aunque en octubre volverán a impactar las tarifas tras la refacturación pos fallo de  la Corte Suprema, el BCRA apuesta a cerrar el año en torno al 20% anualizado. “Si cierro en 20, ¿dónde quieren que ponga la meta?”, desafió. Con gremios acostumbrados a pedir hace diez años entre 20 y 30%, el año que viene Sturzenegger tendrá una parada brava.

A ustedes también. Pero el jefe del Central parece no sólo estar pensando en los pedidos gremiales y su relación con las metas para el año que viene. También apuesta a los márgenes empresarios. Afirmó que hay un argumento adicional por el que los salarios reales deberían aumentar el año que viene, y lo refirió al nuevo contexto económico en favor de las empresas (tipo de cambio y crédito más barato, por ejemplo). Además, señaló:  “La experiencia nos dice que en años de desinflación los salarios reales tienden a crecer”. Sturzenegger, además, aseguró que si el Ministerio de Hacienda logró que le presten a diez años a tasa del 15,5% es porque el mercado confía en las metas de inflación. Y envió una señal sobre el tipo de cambio: “No vamos a usar el tipo de cambio como ancla antiinflacionaria”.