ECONOMIA EL JEFE DEL CENTRAL VE REACTIVACION

Sturzenegger: “Tenemos la menor inflación desde 2008”

En un brindis con periodistas, aseguró que, en promedio, en el segundo semestre se sitúa en 1,5% por mes. Sostiene metas 2017.

monetarista. “La cantidad de dinero crece al 15%, entonces la inflación será 15%”, explica.
monetarista. “La cantidad de dinero crece al 15%, entonces la inflación será 15%”, explica. Foto:prensa bcra

“Estamos cerrando un año con buenos resultados y la inflación promedio de este semestre es la más baja desde 2008”, dijo Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central, ayer, ante periodistas en el Museo de la entidad, donde resaltó que espera que diciembre sea un buen mes en lo referido a precios y aseguró que se observan algunos signos que anticipan una reactivación de la actividad.

Con esas palabras, el titular de la autoridad monetaria destacó que en los últimos seis meses de 2016 la inflación terminará “por debajo del 20%, con un promedio mensual de 1,5%, en línea con los objetivos planteados en el plan de metas de inflación” y luego subrayó que “veníamos de un arrastre importante, pero mantenemos nuestro objetivo para 2017 de llegar a una inflación de entre 12 y 17 %”.

Pese a los datos negativos de actividad de los últimos meses, para Sturzenegger, se vislumbran signos de reactivación de la actividad económica que llegará el próximo año, y mencionó el repunte del crédito, el salario real, también en el agro y el sector ganadero como los ejemplos más claros de esto. En el caso del saldo total de crédito al sector privado, ya había alcanzado en octubre el tercer mes consecutivo de crecimiento en términos reales, una tendencia que en la entidad esperan que continúe en los próximos meses. El salario real, apuntó, tendrá una recuperación de la mano de la desaceleración esperada en los precios, donde el funcionario recordó el letargo de las medidas que se tomaron este año y que impactarán en 2017.

Prioridad. No hizo mención a la industria, el sector que lideró el reclamo de una baja más rápida de la tasa de política monetaria que actualmente es de 24,75%, unos 14 puntos porcentuales por debajo de su pico de 38%, pero reiteró la expectativa de que la tendencia a la baja continúe, acompañando la evolución de los precios. “Bajar la inflación es fundamental para el crecimiento”, dijo para remarcar el orden de prioridades.

Con la mirada puesta en el horizonte de largo plazo para llegar a 2019 con una inflación de 5% según se propuso en el inicio de la gestión, las previsiones de nuevas subas de tarifas que tendrán en febrero la próxima actualización no representarán un obstáculo para que continúe la tendencia de desinflación esperada por la autoridad monetaria. Para Sturzenegger, en la economía familiar el aumento del costo de la energía ameritará, en todo caso, el reordenamiento de los gastos familiares, pero no implicará de ninguna forma el cambio en la estrategia a seguir. En la lista de los aumentos que la entidad deberá monitorear, también estará el combustible, con un salto elevado de 8%.

Monedas. Fuera del fuerte énfasis en los precios, mencionó otros objetivos de la gestión, como el desarrollo de un sistema financiero, reduciendo costos operativos que son muchos más elevados en nuestro país que en otros de la región. De la misma manera, la entidad espera profundizar en 2017 las medidas que permitan erradicar el efectivo. Al respecto el presidente del Banco Central ironizó: “Fuimos tan efectivos con la puesta en funcionamiento de la tarjeta SUBE, que ahora tenemos un montón de monedas guardadas y no sabemos qué vamos a hacer con ellas”.