ECONOMIA

Sus empleados prefieren la combi al tren para llegar al trabajo

PERFIL COMPLETO

Foto:Marcelo Silvestro
El partido de Chivilcoy se encuentra a 159 km de la Ciudad de Buenos Aires. Ambas pueden conectarse a través de la maltrecha Ruta Nacional Nº 5 o del ramal Once-Bragado, concesionado a la empresa Ferrobaires. Sin embargo, la mayoría de los más de 400 chivilcoyanos contratados por el Ministerio del Interior y Transporte eligen no pasar cuatro horas arriba del servicio ferroviario. Las combis, en cambio, lo hacen en sólo tres horas, pero, para eso, cada pasajero, según las cotizaciones de tres empresas consultadas, deben pagar $140 cada viaje. En un mes, entonces, deben destinar $ 6.160 de su sueldo para llegar a su puesto de trabajo. Una de las empresas ofrece un descuento mensual de 18,57% para el cliente frecuente. En la ciudad de Chivilcoy, las decenas de combis que parten todas las mañanas realizan el servicio puerta a puerta, pero al llegar a la Ciudad de Buenos Aires, la parada final es en la avenida Coronel Díaz a la altura del Alto Palermo. Según algunos testigos, las combis se llenan de trabajadores vestidos con la ropa de trabajo de las diversas dependencias ministeriales. Evidentemente, tienen la “camiseta puesta”.

Agustín Ceruse