ECONOMIA APROBARON CAMBIOS DE MANOS

Telecom y Clarín redefinen el mapa de las comunicaciones

PERFIL COMPLETO

Durante la semana próxima, el fondo Fintech, del inversor mexicano David Martínez, terminará de cerrar la compra de la mayoría de Sofora, controlante de Telecom Argentina a los italianos de Telecom Italia. En Telecom, segunda operadora de telefonía y de acceso a internet del país los cambios de management tendrán otros tiempos que los de Nextel, donde una task force del Grupo Clarín que desembarcó en la filial argentina de la operadora de trunking, viene trabajando en un plan para convertirla en la cuarta operadora de telecomunicaciones del mercado.
Esta semana, la Enacom autorizó ambas operaciones, y abrió las puertas a un mayor dinamismo en el mercado. Ambas operaciones deberán pasar aúnpor el tamiz de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) en lo que se convertirá en la primera gran prueba de fuego en la nueva configuración con el nuevo Gobierno. No obstante, ese dictamen, en ninguno de los dos casos, sería obstáculo para que avancen las tomas de control.
En el caso de David Martínez, ahora deberá efectivizar con los vendedores de Telecom Italia el pago que ascenderá a unos US$ 960 millones por acceder al 68% de Sofora, del que ya tenía 17%. El 32% restante se mantiene en manos de Los W. Telecom Argentina debería encarar un proceso de reconversión para, en un plazo de dos años, poder también ingresar al mercado de contenidos.
De acuerdo con trascendidos, ya en el ámbito de Enacom se habría relevado el posible conflicto de concentración de mercado que podría encarnar el financista por su tenencia de 40% de las acciones de Cablevision, la operadora de Internet y Cable TV de Grupo Clarín.
En el dictamen de Enacom se afirmaría, según fuentes del mercado, que Martínez sólo tiene cerca del 14% de los votos en la sociedad, sin capacidad decisoria. Martínez había asegurado que, en caso de serle impuesta una opción, vendería su participación en Cablevision.
Cuarto operador. Analistas del mercado de telecomunicaciones llegaron a especular con que la participación de Martínez en Cablevisión y Telecom revelaría una estrategia de fronting del Grupo Clarín, que en 2008 pugnó por quedarse con la operadora telefónica. Por el momento, más allá de la especulación, Clarín-Cablevisión ya empezaron a trabajar en tres líneas de trabajo sobre Nextel. En primer lugar, en los costos de la empresa; en segundo en la reconversión tecnológica, ya que las licencias y tecnología de trunking que posee, si bien exitosa en ese reducido mercado, no soporta hoy las tecnologías de datos y las posibilidades de las comunicaciones celulares.
En ese sentido, también apuntarán a trabajar para quedarse con el espectro de 3 G y LTE que quedó en manos del Estado, tras la fallida compra por parte de Airlink en la última subasta. El ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, ya anticipó en PERFIL, que será licitada o puesta a disposición de los privados.

Ariel Cohen