ECONOMIA BARATO CON COSTO POLITICO

Tras el efecto Trump, el debate es si conviene endeudarse con el FMI

En un contexto de suba de tasas y alta necesidad de financiamiento para 2017, la idea de volver al Fondo Monetario Internacional (FMI) para conseguir fondos más baratos volvió a sonar entre los economistas cercanos al Palacio de Hacienda.

LAGARDE. La jefa de un Fondo que se muestra “diferente”.
LAGARDE. La jefa de un Fondo que se muestra “diferente”. Foto:cedoc

En un contexto de suba de tasas y alta necesidad de financiamiento para 2017, la idea de volver al Fondo Monetario Internacional (FMI) para conseguir fondos más baratos volvió a sonar entre los economistas cercanos al Palacio de Hacienda. La tasa de una colocación en el exterior estaría hoy por arriba del 6% mientras que el fondeo del FMI costaría menos del 3%. Pero el costo político de volver a financiarse con el promotor de los planes de ajuste de los 90 es alto y en el entorno de Alfonso Prat-Gay aseguran que no está en estudio.

En las reuniones privadas, sin embargo, algunos colaboradores sostuvieron que “es ridículo salir al mercado cuando el FMI presta más barato” pero reconocen que “no es el momento político” de plantear un regreso al organismo que fijó a lo largo de décadas condiciones y planes de ajuste fiscal para garantizar los préstamos de última instancia a la Argentina.

“Pensar en recurrir al FMI para financiarse más barato es no entender cómo funciona el Fondo”, explicó el ex director para el Hemisferio Occidental del organismo entre 1994 y 2002, Claudio Loser. “Si la Argentina va al FMI, es para pedir un programa, y ahí el Fondo puede juzgar que el plan de ajuste actual no es conveniente y pedir que se refuerce”, explicó quien negoció por el organismo los recortes fiscales con los gobiernos de Carlos Menem y Fernando de la Rúa.

“Volver al FMI implica aceptar condicionalidades”, señaló el director de la consultora E4D Economía, Agustín D’Attellis, para quien la rigidez de la política del Banco Central genera una trampa para el Gobierno. “Para cubrir el perfil de vencimientos de deuda del año próximo, en capital e intereses, el Tesoro necesita al menos US$ 33 mil millones”, sostuvo el economista, ex Gran Makro. “Se puede tener un Central con un esquema más expansivo, bien pensado, con financiamiento para el desarrollo. Hoy, si los mercados se cierran, ¿qué hacemos? La respuesta con el esquema actual es profundizar el ajuste en una economía donde el 80% depende del consumo interno”. En el medio, el informe “moderado” para algunos economistas sobre la revisión de la economía argentina que hizo el FMI en el marco del Artículo IV lleva a algunos a pensar que el organismo se “flexibilizó”.

Para Loser, el acuerdo sería “favorable a la larga”, aunque reconoce que hay un costo político porque “financiarse con el FMI siempre ha sido controversial” en la Argentina. “Si hay voluntad de negociar, se podría llegar a un acuerdo. Depende de la forma de presentarlo. El Gobierno debería decir: éste es nuestro programa, no el del Fondo”.