ECONOMIA AUMENTA 7,2% DESDE HOY

Tras la suba de naftas, la inflación de julio podría ser de 1,5% o más

El salto en los surtidores se sumará a los aumentos en prepagas y expensas. El Banco Central demoraría así una baja en las tasas.

Te surten. Hubo importantes colas ayer en estaciones de servicio.
Te surten. Hubo importantes colas ayer en estaciones de servicio. Foto:Cedoc Perfil
Con aumentos desde hoy del 7,2% en nafta y de 6% en gasoil, la inflación de julio asoma otra vez por encima de lo esperado y las estimaciones empiezan a mostrar un índice que otra vez podría arrimarse al 1,5 o hasta 2% según los consultores privados. Claro que esto complica más el objetivo del BCRA y aleja las chances de una baja de tasas.

Aunque ya de por sí la brecha 12-17% de inflación que busca el Central es un objetivo que pocas, por no decir ninguna, de las consultoras privadas consideraba realista dentro de sus propias proyecciones cercanas al 20% anual, el aumento en naftas presenta un factor que antes no estaba en los análisis que esperaban un descenso en los guarismos de este mes.

Según Marina Dal Poggetto, del Estudio Bein, el componente nafta representa un 3% del índice inflacionario, en términos absolutos, correspondiendo un aumento de entre 0,20 y 0,25 puntos porcentuales. La economista prevé que la medición de julio nuevamente va a estar cercana al 2% ya que “a las naftas se suma la estacionalidad del turismo, el impacto de las prepagas y expensas y si se sigue jugando con la flexibilidad del dólar puede impactar sobre los costos”.

Otro factor que crea una preocupación sobre el sendero de los precios hacia futuro es que el propio Central en un comunicado esta semana, subrayó que la inflación en junio rondó en niveles similares a los observados en mayo, aunque “superiores a los buscados por la autoridad monetaria para esta época del año”.

Cadena.
El aumento en naftas y gasoil seguramente va a impactar en los costos de transporte a lo largo de la cadena de valor, de acuerdo con los análisis de Víctor Beker, director del Centro de Estudios de la Nueva Economía de la Universidad de Belgrano.

El economista explica que en el CENE tenían contabilizados ciertas eventualidades que iban a aumentar las tasas mensuales en su proyección anual del 25%, y que el impacto de los aumentos en naftas y gasoil van a influir principalmente en julio y que habría un efecto residual en agosto.

Beker explica que también hay que tener en cuenta el posible efecto sobre las tasas de interés por parte del Central donde “cualquier baja de tasas recalentaria el mercado cambiario y esto eventualmente se transfiere a los precios de productos importados y exportados”.

Mariano Lamothe, Director de Mercados Verticales de la consultora Abeceb, considera en cambio que los aumentos en nafta y gasoil en el último año son tan marginales cuando se los promedia anualmente, que no son factores que influyen a lo largo del año.

El economista aclaró que “varias de las consultoras no mencionan explícitamente aumentos en nafta y gasoil precisamente porque los tienen implícitos a niveles demasiado bajos como para mencionar”.
Lamothe explica que los aumentos de energía y transporte en octubre/noviembre tienen un efecto más directo sobre los precios, ya que son más recurrentes y de mayor magnitud cuando ocurren. Precisamente, ya que no considera que los aumentos que entraron en efecto ayer influyan en la inflación, Lamothe no cree que el Central ajuste su política de tasas como consecuencia.