ECONOMIA ENCUESTA EXCLUSIVA

Tras tocar mínimos, mejora en abril el humor del consumidor

Según un relevamiento de Thomson Reuters/Ipsos, subieron la confianza en la economía y las ganas de comprar bienes durables.

Después de un febrero en el que el debut de Precios Transparentes golpeó las ventas, y tras un marzo caliente con protestas en la calle, conflicto docente y huelgas, el Gobierno podría estar percibiendo una buena noticia: el consumidor parece considerar que los próximos meses van a ser mejores en materia económica.
Así lo indican los últimos números de la encuesta de confianza del consumidor que hace Thomson Reuters/Ipsos Argentina, anticipada en exclusiva para PERFIL, que registran una leve mejora de la confianza del consumidor.
Allí se observa que, después de que el índice tuviera su medición más baja del mandato de Mauricio Macri en la última medición del 17 de febrero al 3 de marzo (42,4), el ánimo del consumidor experimentó una recuperación de 2,5 puntos porcentuales durante el período del 24 de marzo al 7 de abril de este año.
Esto marca una recuperación casi total de los 2,7 puntos porcentuales perdidos entre febrero y marzo. El mínimo histórico del índice sigue siendo debajo de los 40 puntos, durante el año 2014.

Indicador. El Indice de Sentimiento Primario del Consumidor, que se publica desde 2010, está basado en una encuesta a 500 adultos a nivel nacional. Está compuesto por cuatro subíndices –Condiciones actuales, Expectativas, Decisión de compra y Seguridad laboral–, que se arman sobre la base de 11 preguntas que cubren las cuatro secciones. Mientras que el nivel bajo de la publicación pasada se debió a que los cuatro bajaron más de 1,5 puntos porcentuales –la mayor caída, de 3,6, le correspondió al subíndice Expectativas–, esta vez todos los subíndices, excepto Seguridad laboral (+1,2 puntos porcentuales), registraron un aumento de más de 2 puntos porcentuales.
El subíndice con mayor crecimiento fue el de Expectativas, con un aumento de 3,6 puntos porcentuales respecto de marzo. Es decir, el subíndice volvió a su nivel de febrero, recuperando las pérdidas experimentadas durante marzo.

El 44,9 del índice general en abril aún está lejos de recuperar el terreno perdido desde diciembre (50,1), pero es una buena noticia para el oficialismo dados los niveles en los que se encontraban los subíndices en marzo.
Parece haber un antes y un después claros a partir de diciembre. En el subíndice de Decisión de compra, por ejemplo, durante marzo se registró una caída de 2,3 puntos, la segunda más grande desde el descenso de 9,6 puntos de diciembre a enero.