ECONOMIA EN NUEVA YORK

Un estudio que defiende al país ante los buitres, denunciado por discriminación

El estudio de abogados que defiende a la Argentina ante los fondos buitre, Cleary Gottlieb Steen & Hamilton (CGSH), enfrenta una demanda por discriminación racial impulsada por un ex abogado de la firma.

El abogado Lyle A. Silva demandó al estudio en diciembre del año pasado por “discriminación racial”, argumentando que la firma de abogados lo despidió cuando su proyecto terminó mientras que a los “abogados blancos” que trabajaban con él los transfirió a otros proyectos. En su denuncia, Silva, quien tiene un pasado mediático por haber participado del reality presentado por Donald Trump The Ultimate Merger, considera que a él ­que es afroamericano­ y su compañero de origen “hispánico” (latinoamericano) los dejaron afuera por cuestiones del color de piel.

El caso, vinculado a la oficina de Washington D.C., recayó en una corte del distrito de Columbia y en la jueza Amy Berman Jackson. Silva empezó a trabajar en CGSH en julio de 2011 en un caso de regulación bancaria. Según su declaración, recibió elogios por su trabajo. El despido llegó el 8 de agosto de 2012, después que el caso perdiera fuerza, según explicó en la demanda, en julio de ese año. Sus ex compañeros que “no formaban parte de minorías” étnicas mantuvieron su empleo.
“Estamos al tanto de la demanda y creemos que no tiene sustento”, señalaron desde el estudio Cleary Gottlieb Steen &Hamilton al diario de la American Bar Association, que agrupa a los abogados.



Patricia Valli